Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno valenciano se compromete a rechazar la ubicación del ATC en Zarra

El presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps. EFE/Archivotelecinco.es
La Plataforma contra el Cementerio Nuclear de Zarra (Valencia) ha decidido desconvocar la marcha que inició el pasado miércoles hasta Valencia al lograr el compromiso de que el lunes serán recibidos por el conseller de Infraestructuras y Transporte para anunciarles el rechazo del Consell al ATC.
Según un comunicado de la plataforma, el compromiso tuvo lugar ayer en Xàtiva, adonde la marcha había llegado en su tercera jornada de periplo reivindicativo y en cuyo Ayuntamiento fueron recibidos "durante más de una hora" por su alcalde y presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus.
En ese encuentro, según las mismas fuentes, Rus les transmitió que el conseller Mario Flores, en su comparecencia del próximo lunes por la tarde ante los medios de comunicación, anunciará "en representación de Francisco Camps y del Gobierno valenciano su total rechazo a la ubicación del Cementerio Nuclear en Zarra".
La plataforma ha mostrado su "satisfacción" de que "por fin" el Consell se manifieste "públicamente en contra de esta instalación y defienda los intereses valencianos, al igual que lo han hecho la totalidad de los presidentes autonómicos de las restantes candidaturas a albergar el Cementerio Nuclear".
"Esto es un paso más en nuestra lucha por evitar que la Comunidad Valenciana se convierta en el Cementerio Nuclear de España", concluye el comunicado.
El objetivo de la marcha ahora interrumpida era exigir al president de la Generalitat "que se posicione en contra de la instalación de un Almacén Temporal Centralizado (ATC) en la Comunitat".
Estaba previsto que la marcha finalizara el próximo lunes en Valencia, donde los manifestantes iban a "plantarse" frente a la Generalitat hasta que Camps les recibiera.
Los manifestantes tenían así previsto recorrer 131 kilómetros como protesta contra la ubicación de este almacén, que recogería los residuos nucleares de todo el país, y para "concienciar" a los valencianos "de la cercanía con la que tendrían que convivir para el resto de sus vidas con el cementerio nuclear".