Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Goldman Sachs otorga a Popular, BBVA, Santander y Caixabank un potencial de revalorización superior al 40%

Goldman Sachs otorga a las acciones de Popular, BBVA, Santander y Caixabank un potencial de revalorización superior al 40% en los próximos doce meses, si bien rebaja sus precios objetivo teniendo en cuenta la presión sobre los márgenes provocada por el entorno de bajos tipos de interés.
En un informe, al que ha tenido acceso Europa Press, el banco de inversión sitúa a Popular a la cabeza de las revalorizaciones y considera que sus títulos podrían despegar un 46%, hasta los 3,6 euros, frente a los 2,46 euros a los que cotiza en la actualidad.
Le sigue BBVA, con una potencial subida del 43% y un precio objetivo de 8,3 euros; Santander, con una posible alza del 41% y un precio objetivo de 5,55 euros, y Caixabank, que podría elevar el precio de sus acciones hasta los 4 euros, con un repunte del 40%.
Para Goldman Sachs, Bankia y Bankinter serán las entidades que más estable mantendrán el precio de sus acciones a lo largo del ejercicio. En el caso de Bankinter, el banco de inversión ve un avance del 17%, hasta el precio objetivo de 6,9 euros, y en el de Bankia considera que sus títulos podrían subir un 12%, hasta 1,05 euros.
En general, el banco de inversión cree que las entidades sufrirán presión sobre sus márgenes debido al entorno de bajos tipos de interés y que los volúmenes de préstamos continuarán planos en los próximos años, lo que tendrá un impacto negativo en la evolución de los ingresos. Sin embargo, ve una mejora en la calidad del crédito.
En su evolución también tendrá que ver la política monetaria acomodaticia de la Eurozona, la fuerte competencia entre los bancos para aumentar la cuota de mercado en créditos de consumo y pymes y la eliminación de las cláusulas suelo en contratos hipotecarios.