Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Goldman Sachs prevé un cambio de rumbo positivo en Indra, con retorno al crecimiento de los ingresos

Goldman Sachs ha calificado a Indra de "una historia de autoayuda lista para un potencial cambio de rumbo" y prevé una reanudación del crecimiento de los ingresos de la multinacional y un retorno a un flujo libre de caja positivo a partir de 2016.
"Con el nuevo equipo de gestión y el plan de reducción de costes enfocado en la eficiencia operativa, vemos a Indra como una historia de autoayuda lista para un potencial cambio de rumbo", afirman los analistas de la entidad en un comunicado.
En este sentido, destacan que Indra ha comenzado a abordar la ejecución de cuestiones clave con un nuevo presidente y un nuevo director general financiero, mejorando la comunicación a los mercados y con un plan de reducción de costes basado en reestructuración de empleo y una reducción de sobrecostes y retrasos en proyectos, entre otros aspectos.
Goldman Sachs añade que la empresa ha mantenido una posición "rezagada" en el sector tecnológico europeo durante los últimos años, caracterizados por un descenso de los márgenes y un deteriorado flujo libre de caja.
En este sentido, la entidad achaca el "débil comportamiento" de Indra en los últimos años principalmente a su agresiva expansión internacional, su falta enfoque en la eficiencia de costes y su modelo no óptimo de entregas.
Asimismo, Goldman Sachs sigue previendo un crecimiento positivo de los ingresos orgánicos en el medio plazo, impulsados por factores macroeconómicos en España y Europa y por la experiencia en los verticales de Indra de Defensa y Tráfico Aéreo.
Sin embargo, ha revisado a la baja su previsiones para 2016-2019 para tener en cuenta la incertidumbre de su negocio en Brasil, que está siendo revisado, el impacto negativo de los cambios de divisas y unos mayores cargos por intereses.
Por otro lado, subraya la importancia de que se vaya a producir una mejora significativa de los márgenes operativos de Indra, ya que espera que crezcan desde el 1,8% estimado para 2015 a cerca del 10% en 2020 gracias a un mejor flujo de caja y unos mejores retornos de caja.
En este contexto, Goldman Sachs mejora la recomendación sobre Indra a 'Comprar' desde Neutral y eleva su precio objetivo a doce meses a 11,5 euros, lo que supone un potencial del 37%. Además, ven un atractivo ratio riesgo/rendimiento de 4:1 a los niveles actuales, pese a que los riesgos a corto plazo pueden no haber sido aclarados del todo.