Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Goldman Sachs pagará 4.640 millones para zanjar investigación por venta de deuda hipotecaria antes de crisis

Goldman Sachs ha alcanzado un principio de acuerdo con el Departamento de Justicia de EEUU y los fiscales generales de Nueva York e Illinois por el que pagará 5.060 millones de dólares (unos 4.640 millones de euros) para zanjar la investigación y las posibles reclamaciones presentes y futuras relacionadas con la comercialización de titulizaciones hipotecarias en los años anteriores a la crisis.
Este acuerdo, tendrá un impacto negativo de aproximadamente 1.500 millones de dólares (1.390 millones de euros) en las ganancias del cuarto trimestre de Goldman Sachs, explicó el banco.
En concreto, el banco pagará una multa de carácter civil por importe de 2.385 millones de dólares (2.190 millones de euros) y abonará en efectivo otros 875 millones de dólares (803 millones de euros) y proporcionará ayudas a los consumidores por un valor agregado de 1.800 millones de dólares (1.647 millones de euros).
Según los términos del acuerdo, la asistencia prestada a los consumidores vendrá en forma de condonación del principal para los hogares y deudores en dificultades; financiación para la construcción, rehabilitación y conservación de viviendas; así como apoyo para la reestructuración de deudas y prevención de embargos hipotecarios, precisó la entidad.
"El principio de acuerdo zanjará las actuales y potenciales reclamaciones civiles por parte del Departamento de Justicia de EEUU, las fiscalías de Nueva York e Illinois, la Administración Nacional de Crédito y los Bancos Federales de Préstamos Hipotecarios de Chicago y Seattle, en relación a la titulización, suscripción y venta de valores respaldados por hipotecas residenciales entre 2005 y 2007", indicó Goldman Sachs.
El presidente y consejero delegado de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, expresó su "satisfacción por haber alcanzado un principio de acuerdo para resolver estos asuntos".
Este principio de acuerdo está sujeto a las negociaciones de la documentación definitiva, por lo que no existen garantías de que las partes implicadas finalmente estén de acuerdo.