Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Goldman Sachs vuelve a reconocer que se equivocó con España y valora el esfuerzo contra el déficit

Afirma que la reforma laboral ha tenido más impacto del esperado en la flexibilización de los salarios
El banco de inversión Goldman Sachs ha publicado un nuevo informe en el que vuelve a reconocer que se equivocó al asegurar que España pediría el rescate y valora el "importante ajuste" que ha hecho el país para reducir el déficit, aunque también admite que quedan cosas por hacer para llegar a una posición fiscal sostenible en el medio y largo plazo.
En este informe, que mantiene la línea del análisis en el que entonaba 'mea culpa' por sus previsiones y alababa los resultados de las reformas en España, el banco de inversión recupera cinco preguntas que se hizo en el pasado y valora sus aciertos y errores.
En concreto, Golmand Sachs acertó en sus estimación de que habría cifras moderadas de PIB en la zona euro en 2013 y en la idea de que no surgirían presiones deflacionistas a pesar de las bajas tasas de crecimiento.
En este sentido, se refiere a la inflación española y atribuye los fuertes descensos del IPC al impacto de la reforma laboral en la flexibilidad salarial. Reconoce que la baja inflación es un riesgo para una economía tan endeudada como la española, aunque también permite mejorar la competitividad internacional.
Goldmand Sachs también asegura que acertó cuando planteó que la corrección de los desequilibrios de la zona euro se mantendría en 2013, y vuelve a poner como ejemplo a España, al recordar que el país ha reducido su déficit fiscal y ha acabado con su déficit por cuenta corriente.
En cambio, admite que se equivocó al asegurar que el Banco Central Europeo (BCE) no flexibilizaría más los tipos de interés y al considerar que España acabaría pidiendo el rescate.
QUEDAN COSAS POR HACER
En este sentido, el banco de inversión vuelve a reconocer el "importante ajuste" que han hecho las autoridades españolas pese a haber evitado el rescate. Aunque reconoce que quedan cosas por hacer, califica el ajuste de "agresivo" y asegura que ha permitido una buena reducción del déficit.
Además, pone en valor los avances logrados en otros ámbitos, como la reforma laboral aprobada al inicio de la legislatura, que ha tenido más impacto del esperado en la flexibilización de los salarios y en la mejora de la competitividad internacional.