Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gómez confía en que no haya "deterioros importantes adicionales" en empleo si se logra restaurar el crédito

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ha destacado que si se logra "detener la situación de insuficiencia del crédito, no hay por qué esperar deterioros importantes adicionales" en términos de empleo.
A preguntas de los periodistas antes de participar a un encuentro-coloquio organizado por Radio Jaén-Cadena Ser en el Parador de Turismo de Jaén, Gómez ha hecho referencia a los "malos datos" que ha puesto sobre la mesa la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre con cerca de cinco millones de parados en el país.
En su opinión, las cifras indican que el proceso de consolidación fiscal y austeridad presupuestaria está teniendo efectos en la inversión pública con pérdidas importantes de empleo en la construcción, que continúa su ajuste y ha perdido prácticamente 60.000 trabajos; a lo que se une también el ajuste en las administraciones públicas, que han perdido alrededor de 42.000 empleos, así como el descenso entre las empleadas del hogar a tiempo parcial como consecuencia de que "las familias están ajustando sus gastos y están tratando de equilibrar sus presupuestos, cada vez más exigentes en la medida en que las circunstancias económicas son mucho más adversas".
De esta forma, Gómez ha considerado que "ahora lo importante es tratar por todos los medios de reconstruir el flujo financiero de la economía española, que es lo que nos falta", después de haber vivido un "proceso intenso de modificación" del mercado de trabajo, en el que "no hacen falta más reformas" tras las acometidas en materias como la negociación colectiva, el sistema de pensiones o la contratación a tiempo parcial. "Se trata de impedir que haya más y más empresas pequeñas y medianas que tienen que reducir su actividad o cerrar en muchos casos por ausencia de posibilidades de financiación de su situación. Éste es el objetivo en España y en Europa durante los próximos meses", ha aseverado.
En este sentido, ha añadido que ni en el ámbito de la industria ni en el de los servicios "hay demasiado margen de deterioro más allá del comportamiento de las administraciones públicas", donde todavía se nota que la consolidación fiscal puede continuar, sobre todo en la local, que sufre las consecuencias de una política necesaria en muchos aspectos de austeridad también en sus cuentas públicas.
CONDICIÓN
"Pero en el ámbito del sector privado, si logramos detener esta situación de insuficiencia del crédito, no hay por qué esperar deterioros importantes adicionales. La condición es que logremos restaurar la normalidad en el crédito porque lo que nos pasa en Jaén, Andalucía y el conjunto de España, y si me apura también en una buena parte de Europa, es que no está fluyendo el crédito", ha apuntado.
Al respecto, el ministro ha lamentado que Europa vive situaciones "muy difíciles" en su economía al existir "una contracción del crédito" que impide el desarrollo no sólo de nuevas actividades, sino incluso la financiación de las actuales, de modo que "si somos capaces de restaurar esta normalidad en la situación no tenemos por qué esperar costes adicionales en términos de empleo para el futuro", según ha concluido.