Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Górriz (CCOO) no espera "nada bueno" para los trabajadores de un pacto entre PSOE y Ciudadanos

El secretario de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, ha dicho este viernes en la presentación del libro La aplicación del despido colectivo por la doctrina judicial en la sede del sindicato que desde el organismo no se espera "nada bueno" para los trabajadores de un posible pacto entre PSOE y Ciudadanos en el terreno del mercado laboral.
De hecho, Górriz ha matizado que se han reunido con PSOE y Podemos para trabajar conjuntamente en la Ley 25 que presenta Podemos y las iniciativas legislativas elaboradas por el partido socialista.
En relación al libro, ha explicado que hace un análisis cualitativo de los criterios establecidos por toda la doctrina judicial a la hora de aplicar la reforma laboral en materia de despido colectivo.
En este sentido, desde el organismo han manifestado que es necesario reformar el régimen jurídico del despido, en términos como la necesidad del derecho a una protección real y efectiva frente a los despidos ilegales y la recuperación de la figura de los salarios de tramitación.
"Cuando los despidos se declaran ilegales deben llegar claramente aparejada la nulidad del despido y la readmisión del trabajador, y en esta readmisión quien elige es el trabajador", ha subrayado Górriz, quien ha añadido que "debe garantizarse la seguridad jurídica de los trabajadores".
Además, el secretario de acción sindical ha señalado que se debe terminar con la normativa de la reforma laboral relacionada con los despidos de los empleados públicos, ya que "no ha sido mas que un instrumento para privatizar y suprimir los servicios públicos".
EN LA REFORMA LABORAL EXISTEN LAGUNAS
A su vez, Górriz ha señalado que en la reforma laboral actual existen lagunas, no ha habido una buena arquitectura jurídica a la hora de confeccionarla y ha incrementado el poder empresarial y debilitado la negociación colectiva.
"Hay que reformarla porque se tiene que adecuar y acomodar a las últimas sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE)" y porque ante las crisis empresariales en vez de negociar las medidas de flexibilidad interna y buscar acuerdos lo que se ha hecho es "tirar por la calle del medio" destruyendo empleo a través del despido, ha asegurado Górriz.
Por ello, desde el organismo han admitido que es importante reforzar el control judicial y el papel de la administración, así como, a la hora de juzgar, explicar de forma clara si ha habido o no negociación y si se han tenido en cuenta las medidas de flexibilidad interna o, si por el contrario, solo es una medida unilateral por parte del empresario para reducir costes y destruir empleo.
Por su parte, el abogado del gabinete de estudios jurídicos, Francisco Gualda, ha explicado que el objetivo de esta publicación es poner "claridad y sistematizar" todo un conjunto de materias decisivas que son la forma de como se viene interpretando y aplicando la reforma laboral, que ha generado muchas incertidumbres sobre aspectos básicos como son la aplicación de un despido colectivo o cuando está justificada la crisis de una empresa.
Además, ha añadido que el sistema constitucional español es "incompatible" con dejarle al empresario la "libre voluntad del despido" y que "España es un mal ejemplo de prácticas del despido ante el Tribunal de Justicia de la UE".