Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grupo Cajamar cuenta con un exceso de capital de 592 millones en el escenario adverso de los test de estrés

Afirma que los resultados del examen del BCE avalan su solvencia y gestión prudente durante al crisis
El Banco de Crédito Cooperativo (Grupo Cajamar) cuenta con un exceso de capital en el escenario adverso de los test de estrés de 592 millones de euros, unas pruebas realizadas por el Banco Central Europeo (BCE) que la entidad ha superado con holgura.
El grupo ha obtenido un ratio de capital principal del 7,99%, 2,49 puntos porcentuales más que el 5,5% establecido en el escenario adverso, y una ratio del 10,17%, frente al 8% fijado en el escenario base.
En estos exámenes también se ha analizado la ratio de apalancamiento que, en el caso del Grupo Cajamar muestra un valor prudente, así como la ratio de exposiciones dudosas, donde ha realizado un esfuerzo de identificación y saneamiento de sus activos en los últimos ejercicios.
Además, el resultado de las pruebas muestran que la entidad ha cumplido con las sucesivas exigencias de clasificación a dudosos y provisiones formuladas por el Gobierno desde 2009, lo que se ha puesto de manifiesto en el resultado de la evaluación de activos (AQR por sus siglas en inglés).
SUPERAR LAS PRUEBAS SIN AYUDAS PÚBLICAS
El banco ha destacado que los resultados encuadran al Grupo Cajamar entre las entidades españolas que pasan la prueba "sin haber utilizado ayudas públicas, ni haber cedido activos a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb)".
El presidente del Banco de Crédito Cooperativo, Luis Rodríguez, ha afirmado que los resultados del examen "avalan la solvencia y la gestión prudente" que el banco ha realizado durante la crisis, años en los que el banco "ha crecido y diversificado su actividad con la incorporación de 26 cajas rurales a su modelo de desarrollo y consolidación del cooperativismo de crédito en España.
"La calificación otorgada refuerza la confianza y seguridad de nuestros socios y clientes y contribuirá a impulsar nuestras líneas de financiación a pymes y familias", ha indicado.
El Grupo Cooperativo Cajamar está integrado actualmente por 19 cajas rurales españolas y por el Banco de Crédito Cooperativo, que actúa como entidad cabecera desde el pasado 1 de julio. Cuenta con activos por importe de 40.769 millones de euros, 1.317 oficinas, 6.578 empleados y 1,3 millones de socios y 4 millones de clientes.