Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grupo Chrysler volverá a producir automóviles a partir del 29 de junio

Chrysler decidió paralizar toda su producción en mayo, cuatro días después de declararse en quiebra ante la imposibilidad de reestructurar su deuda asegurada. EFE/Archivotelecinco.es
El Grupo Chrysler dijo hoy que reanudará la producción de vehículos a partir del 29 de junio con la reapertura de siete plantas en Estados Unidos, México y Canadá, tras cerrar el 4 de mayo todas sus instalaciones de producción.
El fabricante, que hace una semana completó su alianza con la italiana Fiat, señaló que la planta mexicana de Toluca (donde se producen los modelos Dodge Journey y Chrysler PT Cruiser) será una de las siete instalaciones que volverá a la producción.
Las otras seis son las plantas de montaje de Sterling Heights, Warren, St. Louis y Toledo (todas en Estados Unidos) así como las canadienses de Brampton y Windsor.
Los modelos fabricados en estas plantas son los Chrysler 300, Sebring y Town & Country, los Dodge Avenger, Ram, Dakota, Charger, Challenger y Gran Caravan y los Jeep Wrangler y Wrangler Unlimited.
El Grupo Chrysler también mencionó que las factorías de ejes motor y estampado que suministran materiales a estas plantas de montaje volverán igualmente a la producción.
Además, el pasado 15 de junio reinició la producción en la planta de Conner Avenue donde se monta el deportivo Dodge Viper.
Del 13 al 20 de julio, todas las plantas del Grupo Chrysler volverán a cerrar de forma temporal durante las vacaciones de verano, que ya había sido anunciado por la compañía anteriormente.
La empresa también señaló que en el futuro anunciará el regreso a la producción de otras plantas del grupo.
Chrysler decidió paralizar toda su producción en mayo, cuatro días después de declararse en quiebra ante la imposibilidad de reestructurar su deuda asegurada.
La empresa salió de la bancarrota el 10 de junio con el nombre de Grupo Chrysler, después de que la italiana Fiat se hiciera cargo de la mayoría de los activos de la antigua Chrysler.