Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Grupo Fuertes invertirá 40 millones en su nuevo centro de procesado en Rivas Vaciamadrid

En el nuevo centro trabajarán 500 personas y la actividad empresarial generará unos 1.800 puestos de trabajo indirectos
La empresa Sediasa Alimentación, integrada en el holding Grupo Fuertes, ha iniciado la construcción de su nuevo centro de procesado, envasado y distribución de productos alimenticios en el municipio madrileño de Rivas Vaciamadrid, con una inversión de 40 millones de euros y un plazo de ejecución de un año, para la primavera de 2017.
La compañía, especializada en el fraccionamiento y envasado de alimentos para la distribución, contará así con unas modernas instalaciones, con un alto grado de automatización en los procesos productivos que conectarán las distintas áreas de producción, envasado y preparación de pedidos de carne, charcutería y empanados.
En el nuevo centro de Sediasa Alimentación trabajarán 500 personas y la actividad empresarial generará unos 1.800 puestos de trabajo indirectos. La planta tiene una superficie construida de 22.000 metros cuadrados, en una parcela urbanizada de 36.512 metros.
El diseño de la nueva planta está concebido para su homologación por las más exigentes normativas de calidad para la distribución internacional, USDA, FSIS, FDA, IFS y BCR.
Las instalaciones garantizarán la trazabilidad y seguridad alimentaria y tendrán implantados los sistemas de análisis de peligros y puntos críticos de control, (HACCP) que aseguran la calidad del producto terminado. Su funcionamiento está basado en la eficiencia energética y la sostenibilidad para alcanzar un absoluto respeto medioambiental.
Sediasa Alimentación, que tiene como principal objetivo aportar valor añadido en la cadena de suministro alimentaria a la distribución, concluyó el pasado ejercicio con una facturación de 125 millones de euros, y es líder por capacidad productiva, con 70 millones de kilos anuales.
La compañía nació en 2007 para dar respuesta a la creciente demanda por parte del consumidor de productos fraccionados que se adapten a las características de cada hogar.
Su tarea se centra en la preparación de alimentos con presentaciones de libre servicio (envasados y listos para llevar), soluciones que cada día aumentan su peso en la cesta de la compra.