Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos asegura que el "complejo" acuerdo para la unión bancaria ha llevado la calma a los mercados

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha defendido el "complejo" acuerdo alcanzado entre los países europeos para poner en marcha la unión bancaria, ya que sus "efectos positivos" se empiezan a notar y ha llevado a una reducción de las tensiones en los mercados, pese a que aún no se han puesto realmente en marcha los mecanismos previstos.
"Llevamos ya bastantes meses de calma en los mercados, lo que se atribuye en buena parte a que, pese a las dificultades, se considera a los políticos capaces de ponerse de acuerdo en algo tan sustancial como es la regulación del sistema financiero a escala europea", afirma De Guindos en un artículo de opinión publicado en el diario 'El País' con el título 'Unión bancaria, año cero'.
El ministro de Economía y Competitividad considera que la cesión de soberanía que requerirá la unión bancaria es "bienvenida", y añade que "si hay algo que lamentar es no haber contado con estos instrumentos bastante antes".
En este sentido, incide en que, aunque no se hubiera producido una crisis con la "profundidad y duración" de esta última, una unión bancaria hubiera sido "igualmente necesaria", dado que la mera coordinación entre supervisores y reguladores ha resultado "insuficiente" para garantizar la integración económica y financiera, sobre todo entre los países que comparten moneda.
"Los mercados financieros están fragmentados por razones geográficas, con costes desiguales de financiación para familias y empresas. La política monetaria no se traslada de forma eficaz a la economía real. Eliminar barreras, armonizar criterios, igualar condiciones, vigilancia única, proteger a todos por igual. De esto se trata", argumenta.
Asimismo, subraya que España ha tenido que ir por delante de sus socios europeos en la aplicación de medidas similares, aunque reconoce que ha actuado con retraso en la crisis bancaria. "Esa es la paradoja. En apenas dos años hemos saneado y recapitalizado el sector financiero y, lo que considero más importante, hemos hecho un ejercicio de transparencia profundo y riguroso", defiende.
De Guindos también remarca que España ha sido en cierto modo protagonista del acuerdo para la unión bancaria, y ha participado en los momentos decisivos, como la cuarta potencia económica de la eurozona que es. Así, agrega que la experiencia reciente, la manera en que ha resuelto los problemas y el hecho de haber cumplido los compromisos ha hecho a España "recuperar prestigio como país".
Por último, el ministro recuerda que en poco tiempo la banca europea deberá someterse a un análisis, al menos, igual de exigente al que se sometió recientemente al sector bancario español. "Entramos en el año cero de la unión bancaria", concluye De Guindos su artículo.