Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De Guindos no contempla una Cataluña independiente pues lo ve "no razonable" e insiste en que "juntos somos más fuertes"

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado que él no contempla el escenario de una Cataluña independiente y separada de España, algo que "no es ni racional ni razonable", tras lo que ha insistido en la idea de "juntos somos más fuertes" y confía en que "la verdad se acabará imponiendo".
En un almuerzo organizado por el Foro Joly en Sevilla, el ministro ha indicado que el anuncio de la consulta soberanista de Cataluña "no ha tenido impacto en la evolución económica", toda vez que, según ha recordado "los mercados de capitales y los inversores funcionan con escenarios realistas y racionales, en este caso, el escenario de que Cataluña siempre ha formado parte de España".
A su juicio, eso "es lo mejor para el conjunto de España y de Cataluña", tras lo que ha apuntado que "no conozco a inversores ni a nadie que considere que la independencia sea una alternativa ni racional ni real ni viable, ese es el entorno en el que estamos".
"La secesión no se recoge como hipótesis razonable porque no lo es; estamos mucho mejor juntos, somos más fuertes juntos y hacemos frente a la crisis mucho mejor juntos", ha aseverado el ministro, quien ha apostillado que "la verdad siempre se acabará imponiendo".
De Guindos ha asegurado que con vistas a las cuentas del Estado, él "no digo que sea viable o no lo sea, simplemente no contemplo ese escenario, porque los planteamientos no son racionales ni razonables".
"Juntos somos muchos mas fuertes, quien se crea que existe una mínima posibilidad a través de la división de encontrar ventajas se equivoca", ha añadido el ministro, quien asevera que España "ha salido adelante, es un gran país con capacidad para tirar adelante a pesar de nuestros errores, y si hubiéramos estado divididos no hubiéramos conseguido eso".
Por otro lado, preguntado por la estructura del Estado autonómico, el ministro considera que España "es un Estado descentralizado y es uno de los países más descentralizados del mundo y eso tiene muchas ventajas positivas".
No obstante, ha reconocido que "a veces se echa en falta un planteamiento de más coordinación, esto es, que la toma de decisiones conjunta entre administraciones central y autonómicas sea más simple y más fácil".
Por ello, considera que el Estado de las autonomías "ha funcionado bien, independientemente de algunas épocas", y ha apuntado que el déficit de las comunidades autónomas "está controlado". "Ha funcionado la disciplina presupuestaria, en algunas más y en otras menos", ha agregado.