Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos dice que la economía ha entrado en 2016 creciendo cerca del 3,5% y aboga por la gran coalición

El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, ha afirmado este lunes que la economía española ha entrado en 2016 "con un ritmo de crecimiento próximo al 3,5%", tal y como apuntan diversos indicadores, entre los que ha citado la venta de autómoviles, la balanza de pagos, la producción industrial, las ventas de las grandes empresas y los índices de confianza.
Guindos, en declaraciones a la cadena Cope recogidas por Europa Press, ha destacado también que la tasa de creación de empleo, medida en función de las afiliaciones a la Seguridad Social, prácticamente se triplicó en el último trimestre de 2015.
En cuanto a la evolución de la Bolsa, el ministro ha señalado que actualmente se vive una situación de "nerviosismo a nivel internacional" por la desaceleración de la economía mundial, centrada en los países emergentes y fundamentalmente en China.
Mientras que los países emergentes están "claramente desacelerándose" y viéndose "golpeados" por la caída de los precios de las materias primas, en Estados Unidos y Europa no se están registrando malos datos, según el ministro.
Al caso español hay que añadir "la mayor incertidumbre política" que se ha generado después de las elecciones del 20 de diciembre, aunque Guindos ha señalado que, desde mayo de 2015, los mercados empezaron a descontar la posibilidad de que España tuviera un Parlamento "mucho más fragmentado" y la posibilidad de que se revirtieran determinadas reformas.
GUINDOS APUESTA POR UNA 'GRAN COALICIÓN'.
Y aunque no se está detectando un menor interés hacia España por parte de los fondos de inversión ni se ha producido un "cambio sustancial después del 20D", Guindos sí ha reconocido que hay más preguntas "sobre lo que puede pasar".
"La cuestión fundamental es cuál va a ser el sentido de la política económica del próximo Gobierno", ha apuntado el ministro, que ha opinado que lo mejor para la estabilidad y la confianza sería forjar una gran coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos.
"Los mercados quieren gobiernos estables y fuertes (...) Si se percibe que va a haber un Gobierno que revierta las reformas, que modifique la reforma laboral, que aumente el gasto público, que interfiera en el sector bancario, que reduzca la competitividad, no hay duda de que esto tendría un impacto en los costes de financiación", ha advertido el ministro de Economía en funciones.
Guindos ha explicado que España necesita emitir en los mercados de deuda, tanto pública y privada, cerca de 400.000 millones de euros, y que es necesario perseverar en "el círculo virtuoso" que permite bajos costes de financiación gracias a la mayor confianza, porque eso se traslada a la economía real de manera positiva.
"Pero si en cualquier momento la confianza falla, y eso tiene que ver mucho con la política económica que se va a aplicar en los próximos meses, inmediatamente aumentaría el coste de financiación, los mercados de capitales empezarían a penalizarnos y se trasladaría a la actividad económica y el empleo", ha precisado.