Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De Guindos estima que el dato de deuda pública del mes de diciembre estará por debajo del de 2014

El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis De Guindos, ha afirmado este viernes que el ratio de deuda pública sobre el PIB del mes de diciembre estará por debajo del dato del mismo mes de 2014, de forma que el endeudamiento relativo de la administración comience a reducirse.
"Creo que el ratio de PIB en el mes de diciembre de 2015 estará por debajo del de 2014", ha asegurado en rueda de prensa. "Por supuesto que vamos para abajo", ha añadido.
Por otro lado, preguntado por la propuesta compartida por el PSOE y Podemos de derogar la reforma laboral, el ministro ha subrayado que sería una medida "irracional" puesto que "está funcionando" y "está generando empleo". Así, ha apuntado que "se puede completar" por ejemplo con políticas activas de empleo o con el fomento de los contratos indefinidos.
"El planteamiento de Bruselas es muy claro. Al revés, está pidiendo más reformas estructurales a los países, que es lo que incrementa el crecimiento potencial", ha destacado antes de defender que poner en cuestión "medidas bien valoradas" por distintas instituciones internacionales "hace daño a la confianza y a la credibilidad del país y a las posibilidades de crecimiento".
En relación a las consecuencias económicas ante una posible coalición de izquierdas entre el partido de Pedro Sánchez y el de Pablo Iglesias, junto con otras formaciones, De Guindos ha indicado que aún no ha tenido un impacto porque la economía "lleva una inercia muy positiva".
"La evolución de la economía es muy positiva, de crecimiento económico, desde el punto de vista de la balanza de pagos, el dato de inflación, y con la EPA tendremos la fotografía final del mercado laboral. Es algo que perciben también los inversores internacionales, son racionales y piensan que vamos a tomar las decisiones correctas porque existen incentivos", ha explicado.
En este sentido, ha afirmado que aunque no ha existido un impacto "notable" tras las elecciones en los mercados de capitales, este escenario "se puede quebrar" por la formación de un Ejecutivo que no garantice estabilidad, una posibilidad que "se trasladaría de forma rapidísima a través de las necesidades de financiación" y a su vez "a la actividad económica y a la generación de empleo".
Por eso, la confianza y la vulnerabilidad son absolutamente prioritarias en la economía española. Esto no es 2004", ha enfatizado.
En la misma línea, el ministro ha recordado que España se encuentra bajo un procedimiento por déficit excesivo y que, a pesar de que ha caminado "un recorrido importante", la economía "sigue siendo muy vulnerable" debido al endeudamiento exterior y la dependencia de los mercados de capitales.
"Esa es la realidad, lo que de alguna forma tenemos que mantener, y eso exige un nuevo Gobierno que genere confianza. ( *) No es únicamente inercia, sino que alimentemos el crecimiento", ha sentenciado.