Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos afirma que en breve analistas y organismos dejarán las previsiones del Gobierno en "muy prudentes"

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha afirmado que las previsiones presentadas por el Gobierno el pasado viernes en su cuadro macroeconómico, con una estimación que eleva el crecimiento del PIB al 1,3% para este año y al 2% para 2015, "en próximas semanas y meses los analistas privados y los organismos internacionales las dejarán como muy prudentes".
En un almuerzo organizado por el Foro Joly en Sevilla, ha valorado que, "a pesar del parón, la economía española ha sido capaz de crecer y de forma moderada" y ha señalado que el endeudamiento del sector privado "se ha reducido drásticamente", a lo que se suman otros factores como el ajuste de precios en el sector inmobiliario.
Para el ministro, la percepción generalizada "es que la banca española está bien preparada para hacer frente a este ejercicio".
Asimismo, ha considerado como "elemento más sorprendente y más positivo" en la evolución económica española el hecho de que "la demanda doméstica española ha empezado a tirar", de manera que, "a pesar de que el sector exterior es positivo, hoy está tirando la demanda doméstica y el consumo de las familias", algo que "tiene que ver con la confianza no sólo fuera sino dentro de España".
"La confianza sobre el futuro de la economía es mejor que hace un año y además empieza a haber de forma débil disponibilidad de crédito para familias y pequeñas y medianas empresas", ha añadido el ministro, quien resalta que la banca "empieza a poner a disposición de las familias nuevas fuentes de financiación; el futuro de la economía española es distinto, a pesar de que nadie daba un duro por la trayectoria de la economía española hace tres años".
De Guindos ha valorado que España "va a cumplir sus compromisos, ha acometido una reforma fiscal prudente y bien diseñada para incrementar la renta disponible desde enero del año próximo, además de incentivos al ahorro, a la inversión, a la mejora del funcionamiento del mercado laboral y todo ello compatible con la reducción del déficit público". Ha recordado que también se acometió la reforma de la normativa concursal y se aprobará la Ley de Auditorías.
Considera que mecanismos para la evolución del tipo de cambio del euro y la depreciación del euro puede suponer "impulsa la economía española y puede ser una ayuda importante a efecto de volver de tirar la demanda externa" y cree que "puede continuar la presión para bajar el nivel del euro en los próximos meses".
El ministro ha insistido en que "se ha registrado un proceso de reducción del endeudamiento de las familias muy fuerte, estamos en la media europea" y apunta un crecimiento del consumo "superior al crecimiento de la renta", algo que denota "una recuperación de la confianza muy importante". "Se está produciendo una recuperación del consumo prudente pero destacable y el futuro del consumo está impulsado por la recuperación del empleo, y por una inflación muy reducida".