Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HP incluye un cargo de 6.474 millones en el tercer trimestre por la pérdida de valor de una de sus divisiones

El fabricante estadounidense de ordenadores e impresoras Hewlett-Packard (HP) ha reconocido que las cuentas de este periodo incluirán un cargo de 8.000 millones de dólares (6.474 millones de euros) por la pérdida de valor de su división 'Enterprise Services', así como un mayor impacto del previsto inicialmente de los costes de su programa de reestructuración.
En un comunicado, Hewlett-Packard, que también ha realizado cambios en la dirección de esta división, explica que este cargo se debe al reciente valor comercial de las acciones de HP, además de a las condiciones de mercado y a las tendencias en el negocio en el que opera esta unidad.
Además, HP, que está obligada a actualizar sus cuentas cuando identifica algún potencial deterioro de valor, asegura que este cargo no supondrá ningún gasto futuro en efectivo y tampoco afectará al actual comportamiento empresarial o financiero de la unidad afectada.
En esta misma línea, ha actualizado el impacto que tendrá en el tercer trimestre del ejercicio su plan de reestructuración anunciado el pasado 23 de mayo, que será de entre 1.500 y 1.700 millones de dólares (entre 1.214 y 1.376 millones de euros), frente a la anterior previsión de 1.000 millones de dólares (809 millones de euros).
La empresa achaca este aumento principalmente a que un mayor número de trabajadores de lo previsto se ha acogido al programa de jubilación anticipada, así como a una implementación más rápida de lo estimado de su programa de reducción de plantilla.
HP anunció en la presentación de sus resultados del segundo trimestre fiscal la puesta en marcha de un plan de reestructuración que supondrá el recorte de alrededor de 27.000 empleos, el 8% de su plantilla mundial, hasta 2014 y que contemplará la posibilidad de acogerse a planes de jubilación anticipada.
Como consecuencia de estos dos aspectos, la compañía presidida por Meg whitman espera que el beneficio por acción para el tercer trimestre fiscal se sitúe dentro del rango de entre -4,31 dólares y -4,39 dólares.
Sin embargo, excluyendo estos cargos, ha incrementado su previsión de beneficio por acción para el tercer trimestre fiscal, que finalmente será de en torno a un dólar por acción, en comparación con el rango anterior de entre 0,94 y 0,97 dólares.