Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HP renuncia a separar su negocio de ordenadores personales por los elevados costes

El fabricante estadounidense de equipos informáticos Hewlett Packard (HP) ha dado marcha atrás en sus planes para separar en una compañía autónoma su división de sistemas personales (PSG) tras concluir la evaluación de las distintas alternativas para su negocio de PCs y determinar que los costes de esta operación sobrepasarían a los potenciales beneficios.
La multinacional con sede en Palo Alto explicó que durante el proceso de evaluación estratégica de la operación detectó la profundidad de la integración y contribución de esta unidad de negocio a la compañía, así como que los costes de transformarla en una empresa autónoma "sobrepasaban a los beneficios".
La decisión de mantener en el seno de HP la emblemática división de PCs supone la primera decisión de gran calado por parte de la nueva consejera del grupo, Meg Whitman, quien sustituyó a principios de octubre a Leo Apotheker, quien fue destituido a finales del pasado mes de septiembre tras permanecer en el cargo menos de un año.
Entre las últimas decisiones de Apotheker, aparte de la posible escisión de PSG, destaca la compra de la firma británica de tratamiento de datos Autonomy por 7.091 millones de libras esterlinas en efectivo (8.155 millones de euros).
El fabricante estadounidense de ordenadores y equipos informáticos Hewlett-Packard (HP) ha llegado a un acuerdo para adquirir la firma británica de tratamiento de datos Autonomy por 7.091 millones de libras esterlinas en efectivo (8.155 millones de euros) en el marco de la reestructuración de la compañía, que estudia distintas alternativas para su división de PCs, incluyendo la escisión de la misma como una compañía autónoma.
En los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal, HP obtuvo un beneficio neto de 6.835 millones de dólares (4.813 millones de euros), lo que representa una mejora del 9,8% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, mientras su facturación aumentó un 2,5%, hasta 95.123 millones de dólares (66.988 millones de euros).
Sin embargo, HP revisó entonces a la baja su previsión de beneficio por acción para el conjunto del ejercicio hasta un rango de entre 3,59 y 3,70 dólares, mientras que ahora prevé que sus ventas sumen al cierre del ejercicio entre 127.200 y 127.600 millones de dólares (89.577 y 89.859 millones de euros).