Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacienda bajará el IRPF a las rentas más bajas y subirá "determinadas" deducciones

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal MontoroEfe

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha detallado que la bajada del IRPF que ultima el Gobierno con Ciudadanos se concretará en una disminución de este tributo para las rentas más bajas y una subida de "determinadas" deducciones en la cuota del gravamen, tras haberse alcanzado ya un principio de acuerdo con la formación 'naranja' para bajar el IRPF en 2018 por valor de unos 2.000 millones de euros a cambio de su apoyo al techo de gasto.

Así lo ha precisado en un almuerzo-coloquio en el marco de la jornada sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017, organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y Deloitte, al tiempo que el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, anunciaba el principio de acuerdo alcanzado por su formación con Hacienda.
Montoro ha explicado que se trata de unos de los puntos de acuerdo de investidura con Ciudadanos y que la intención es reducir el IRPF para las rentas más bajas que ahora tributan y aumentar "determinadas" deducciones en la cuota de este gravamen.
"No es una reducción general del IRPF", ha aclarado Montoro, quien ha aplazado esta disminución general del tributo para cuando España consiga salir del procedimiento de déficit excesivo, algo de lo que se está "muy cerca", y que se espera que se produzca a finales de 2018.
"Tenemos legislatura para adelante y en ese terreno estoy convencido de que tendremos que seguir apostando por una reducción progresiva, pero al mismo tiempo cauta de nuestra fiscalidad que estimule el crecimiento económico y al mismo tiempo estimule la solidaridad y se aplique a grupos sociales que más lo necesitan", ha recalcado.
Asimismo, Hacienda está estudiando llevar a cabo modificaciones en el mínimo exento de 12.000 euros del IRPF a través de variaciones que, en cualquier caso, no supondrían una rebaja generalizada del tributo, según precisaron fuentes ministeriales.
"LA RECAUDACIÓN VA BIEN, PERO NO SOBRA"
Preguntado sobre si se prevé un incremento de la recaudación por encima del PIB, Montoro ha indicado que "no hay que exagerar". "La recaudación está yendo bien, pero bien, ya está", ha apuntado.
En este sentido, ha señalado que la recaudación va "en línea con la consecución del objetivo de déficit, y ya es", por lo que "sobrar, no sobra". "Lo advierto, porque si no estamos todos ahí pendientes", ha añadido en referencia a las peticiones de aumento de gasto de otras formaciones políticas.
A este respecto, ha destacado que el PP es la opción política que demuestra que se puede acometer gasto social "compatible" con la reducción del déficit público, y opina que "se equivocan las opciones políticas que piensan que llega momento de distribuir a troche y moche", ya que, ha advertido, esto puede llegar a frenar la recuperación económica y la creación de empleo.
"No vamos a incurrir en ese error, el Gobierno está para evitar que otros ni siquiera lo planteen", ha agregado. El titular de Hacienda también se ha referido a los problemas demográficos y las pensiones, sobre lo que ha indicado que desde el Gobierno se busca estimular la natalidad y dar un tratamiento "mejor" a los problemas de envejecimiento y dependencia.
"El futuro de nuestro sistema tributario tiene que ser atender esas prioridades", ha aseverado el ministro, quien ha recordado que el Gobierno de Mariano Rajoy creó en 2013 una deducción en la cuota del IRPF de 100 euros al mes para las madres trabajadoras y ha sostenido que el camino a seguir en términos fiscales es el de continuar "profundizando en deducciones de la cuota".