Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacienda calcula que el año 2014 se cerrará con unos ingresos 1.165 millones superiores a lo presupuestado

Ferre dice que el "factor determinante" en las cuentas de 2015 es la recuperación de la demanda nacional
El Ministerio de Hacienda calcula que los ingresos conseguidos por el Estado en 2014 serán aproximadamente 1.165 millones de euros más de los presupuestados al inicio del ejercicio, y ha cifrado en 201.661 millones de euros los ingresos no financieros que se apuntan para el conjunto del año, un 5,6% más de lo previsto.
Durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso, el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha resumido el avance de la liquidación del año 2014, cuando se espera que los ingresos no tributarios asciendan a 25.034 millones de euros (+13%) y los tributario sumen 176.627 millones (+4.6%).
Entre estos últimos, destacan los más de 73.400 millones que se espera recaudar en concepto de IRPF, que aumenta "por el aumento de las rentas sujetas a este impuesto" gracias a la "recuperación en el empleo sobre todo". Con el Impuesto de Sociedades se espera ingresar 19.589 millones de euros mientras que en concepto de IVA se recaudarán unos 56.200 millones (+8,3%).
DESVIACIÓN POSITIVA
"El avance de la liquidación de 2014 apunta a que el año cerrará con una desviación positiva de 1.165 millones de euros respecto del Presupuesto inicial", ha resumido Ferre, reconociendo a renglón seguido que también ha habido "desviaciones negativas" en los ingresos tributarios, fundamentalmente por la devolución del céntimo sanitario obligada por fallo judicial, por los cambios en el gravamen de los gases fluorados y por el impacto de las deducciones y de las bases imponibles negativas en el Impuesto de Sociedades.
Con respecto a la recaudación de la Agencia Tributaria (AEAT) entre enero y agosto, Ferre ha señalado que ha aumentado un 5,1% en términos homogéneos. Por figuras, destaca el aumento del 7,1% del IVA, el 4,3% del IRPF, el 2,7% en Sociedades y del 1,9% en los impuestos especiales. "A la luz de esta tendencia clara de la recaudación se puede entender la previsión del Presupuesto de ingresos de 2015", ha añadido.
RECUPERAR LA DEMANDA NACIONAL
El secretario de Estado ha asegurado también que tanto el cuadro macroeconómico como las previsiones que de él se derivan son "creíbles" y están "en consonancia con las estimaciones que hacen los principales servicios de estudios y analistas económicos" e incluso con la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal.
De hecho, Ferre ha señalado que "aunque es cierto que el crecimiento se ha ralentizado en algunos países de la UE" el Banco Central Europeo (BCE) "ya ha tomado medidas para aumentar la masa monetaria como medida de impulso económico" y además hay otros factores que también pueden afectar a las previsiones en otro sentido.
Y, por ello, se ha mostrado convencido de que podrá cumplirse el objetivo de déficit público sin perjudicar al crecimiento económico y teniendo incluso el impacto de la "ambiciosa" reforma fiscal presentada, que entre 2015 y 2016 detraerá unos 9.000 millones de euros a las arcas públicas aprovechando el "contexto de recuperación económica y para contribuir a acelerarla".
REFORMA FISCAL OPORTUNA
"La economía española se encuentra en el momento oportuno para abordar la reforma fiscal, con unas cuentas públicas razonablemente saneadas y con una senda tendente al equilibrio tras un importante esfuerzo de reducción del déficit público", defiende el responsable de Hacienda.
Así, esa reforma generará un "círculo virtuoso de recuperación de la actividad" que permitirá que la incipiente creación de empleo y la recuperación de recursos a través de los cambios tributarios impulsen el consumo de los hogares lo que, a su vez, aumentará las ventas y las ganancias de las empresas y favorecerá la creación de nuevos puestos de trabajo. De hecho, la previsión es que los efectos de segunda vuelta de la reforma reduzcan su coste a 6.900 millones e incremente el PIB en medio punto adicional en los próximos dos ejercicios.
"Y porque esto es un objetivo de política económica es como hay que entender la previsión de crecimiento de las figuras impositivas", ha señalado el responsable de Hacienda, reconociendo en cualquier caso que el "factor determinante" en el proyecto de Presupuestos es la recuperación de la demanda nacional, que ya durante los últimos meses está realizando "aportaciones positivas" a la recuperación, apoyándose fundamentalmente en la mejora del consumo privado.
En cualquier caso, ha hecho hincapié en que mientras continúe el actual Gobierno este tipo de "instrumentos de recaudación fiscal" no se utilizarán "para que el Estado gaste más, sino para sostener la recuperación económica". "Esta reforma permitirá plantear un nuevo modelo fiscal, garantizando unos ingresos fiscales sostenibles", ha añadido.
PREVISIONES 2015
Con todas estas consideraciones, Ferre ha resumido las principales cifras de ingresos no financieros recogidas en el proyecto de Presupuestos de 2015, que parten de la premisa de que el aumento del 2,7% del PIB nominal impulsará el ensanchamiento de las bases imponibles, y que también prevé un incremento del consumo final de los hogares y de la remuneración de los asalariados al menos un punto superior a las cifras de este año.
En concreto, por IRPF se estiman unos ingresos de 72.957 millones de euros, algo más de medio punto por debajo del avance de liquidación de este año, caída derivada de la reforma fiscal y atemperada por el aumento del 3% en las rentas brutas sujetas a este gravamen.
En Sociedades se estima que se conseguirán 23.577 millones de euros, experimentándose un "aumento muy importante" con respecto al avance de la liquidación por la prórroga de ciertas medidas de consolidación de ejercicios anteriores y por la "mejora sustancial e importante" de los resultados de las empresas.
A esto hay que sumar los 60.260 millones de euros que se prevé ingresar por el IVA, un 7,2% más de lo que se liquidará previsiblemente este año por la "aceleración" que se espera en el consumo de los hogares y la "estabilización" del gasto en compras de vivienda, que "cambia de tendencia y que, aunque manteniendo su atonía, evita que se siga agravando la caída de esas ventas".
Los impuestos especiales sumarán 19.894 millones de euros, si bien el incremento del 4,4% respecto a la liquidación de este año se debe sobre todo a la diferencia que causa la devolución del céntimo sanitario. De hecho, el Impuesto de Hidrocarburos recaudará un 7,5% más impulsado por esta circunstancia, ya que sin contar con ese factor el aumento se queda en el 2,5% por la recuperación del consumo.
En total, la recaudación de ingresos tributarios para el año próximo se prevé alcance los 186.111 millones de euros, un 5,4% más de lo que se cuenta con liquidar. A esto habrá que sumar a 19.877 millones de euros de ingresos no tributarios, y los 205.988 millones de ingresos no financieros.