Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacienda lanzará un nuevo sistema de gestión de IVA con información en tiempo real

Permitirá a la Agencia Tributara tener datos fiscales que podrán usar los contribuyentes para la declaración del IVA
La Agencia Tributaria ha lanzado un nuevo sistema de gestión de IVA con información en tiempo real para facilitar el pago y el cobro del impuesto, según ha informado el director del organismo, Santiago Menéndez, en un encuentro con los medios.
"Es un paso más en la tendencia de ser intensivo en el uso de nuevas tecnologías", ha dicho Menéndez, tras asegurar que además mejorará la asistencia que se da a los contribuyentes y mejorará las labores de control de la Agencia.
En la misma línea se ha manifestado el director del departamento de Gestión Tributaria, Rufino de la Torre, que ha asegurado que se trata de un cambio "muy ambicioso" que mejorará la asistencia y reducirá la cantidad de errores formales.
El nuevo sistema, llamado 'Suministro Inmediato de Información' (S.I.I.) entrará en vigor el 1 de enero de 2017, por lo que existirá un margen temporal que la Agencia considera "suficiente" para introducir los cambios normativos necesarios, adaptar los sistemas informáticos y facilitar la adecuación de los contribuyentes.
Sólo será obligatorio para las grandes empresas, grupos societarios a efectos de IVA e inscritos en el régimen de devolución mensual del impuesto. Este colectivo engloba a unos 62.000 contribuyentes, aunque representa el 80% de la facturación total de los sujetos pasivos de IVA. El resto podrán acogerse voluntariamente.
El cambio consiste en establecer la obligación de remitir el detalle de registro de las facturas que deben hacerse constar en los libros de registro. En este sentido, Menéndez ha resaltado que sólo tendrán que enviar la información de las facturas o tickets, no las facturas en sí.
Estos envíos implicarán llevar estos libros de registro a través de la web de la Agencia, donde se irán completando con cada uno de los envíos detalle de las operaciones realizadas.
La información a remitir incluirá elementos esenciales de la factura expedida o recibida y la cuota deducible en el caso de las recibidas. Al mismo tiempo, se eliminará la posibilidad de realizar asientos resúmenes (incluso en el caso de tickets) para facilitar el automatismo en el envío de los registros de facturación y mejorar los mecanismos de control.
Para enviar la información, los contribuyentes adscritos al sistema contarán con un plazo máximo de cuatro días desde que emitan o reciban una factura. En cualquier momento, el contribuyente podrá consultar tanto la información remitida como la imputada a través de información de terceros que hayan facilitado los registros de forma electrónica.
DATOS FISCALES COMO EN EL IRPF.
El nuevo sistema permitirá a la Agencia crear unos datos fiscales que podrá usar el contribuyente al presentar la declaración del IVA. Según Menéndez, esto les facilitará sus obligaciones formales siguiendo el esquema del borrador de renta en el IRPF.
Además, se amplía el plazo de presentación de las autoliquidaciones periódicas hasta los primeros treinta días naturales del mes siguiente al correspondiente periodo de liquidación mensual o trimestral, o hasta el final del mes de febrero en el caso de la liquidación mensual de enero.
UN AHORRO PARA LAS EMPRESAS.
Según la Agencia, el nuevo sistema facilitará el cumplimiento voluntario, supondrá una reducción de cargas indirectas, mejorará el plazo para las liquidaciones de IVA y permitirá una comprobación más selectiva y rápida al obtener la información de las operaciones prácticamente en tiempo real.
Además, el director de la Agencia Tributaria ha asegurado que el cambio supondrá cierto ahorro para las empresas porque, aunque tengan que adaptarse en un primer momento, a largo plazo podrán ahorrar en los recursos que actualmente destinan a hacer la declaración de IVA.