Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Halliburton y Baker Hughes cancelan su proyecto de fusión, valorado en 31.000 millones

La empresa de servicios para la industria petrolera Hulliburton ha cancelado su proyecto de fusión con Baker Hughes en el que se encontraban inmersos desde noviembre de 2014 y al que el mercado asigna un valor de entre 28.000 y 35.000 millones de dólares(entre 24.000 y 31.000 millones de euros).
En una nota, las empresas lamentan la pérdida de una oportunidad que habría aportado valor a los accionistas y atribuyen su decisión a la dificultad para obtener autorización de los reguladores y a las condiciones actuales de la industria.
"Las dos empresas esperaban que la fusión propuesta generase importantes beneficios para los accionistas, los clientes y otros grupos de interés, pero las dificultades en la obtención de las autorizaciones regulatorias pendientes y las condiciones generales de la industria recomiendan la cancelación de la operación", asegura en la nota el presidente y consejero delegado de Hulliburton, Dave Lesar.
Lesar agradece el "esfuerzo incansable" tanto de sus directivos como de los de Baker Hughes durante el proceso de fusión y asegura que, pese a "la decepción", Halliburton sigue siendo una empresa "fuerte" con destacada capacidad para ofrecer servicios de calidad a un bajo coste.
Por su parte, el presidente y consejero delegado de Baker Hughes, Martin Craighead, también expresa su decepción por la cancelación del proceso y apela a la "extrema complejidad" de una transacción de carácter global que "no podía satisfacer las exigencias de los reguladores relacionadas con la competencia tanto en Estados Unidos como en el exterior".
La cancelación de la operación obligará a Halliburton a pagar este miércoles 4 de mayo 3.500 millones de dólares (3.000 millones de euros) en cumplimiento de los acuerdos suscritos entre las dos empresas.
Halliburton emplea a más de 55.000 personas en 80 países y está especializada en servicios para las actividades de exploración y producción de petróleo y gas, actividad en la que Baker Hughes también destaca como una de las empresas mejor posicionadas de la industria, con 39.000 empleados en todo el mundo.