Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Halliburton cuadruplica sus pérdidas en el primer trimestre, hasta 2.087 millones

La empresa de servicios para la industria petrolera Halliburton registró 'números rojos' por valor de 2.412 millones de dólares (2.087 millones de euros) al término de su primer ejercicio fiscal, casi cuatro veces más que las pérdidas de 643 millones de dólares (556 millones de dólares) correspondientes al mismo periodo del año pasado, según informó en un comunicado.
La cifra de negocio de Halliburton alcanzó los 4.198 millones de dólares (3.632 millones de euros) entre enero y marzo, lo que supone un retroceso del 40,45% en la facturación de la compañía en relación con el primer trimestre de 2015.
La empresa achaca los resultados al actual escenario económico de debilidad en los mercados de materias primas, una situación que "continua impactando negativamente" en el área de negocio de todas las divisiones de Halliburton en el primer trimestre de 2016.
Así, como resultado de entorno económico que presiona a la baja los precios y reduce la producción de la compañía, Halliburton aplicó en los tres primeros meses del año recargos por valor aproximado de 2.100 millones de dólares (1.817 millones de euros) relacionados con los costes de despido y deterioro en los activos.
La compañía de productos petroleros registró un cargo de 378 millones de dólares (327 millones de euros) derivado de los costes asociados con la frustrada operación de fusión con Baker Hughes, en la que se encontraban inmersos desde noviembre de 2014 y que se canceló este lunes.
Además, Halliburton está obligado a pagar este miércoles 4 de mayo 3.500 millones de dólares (3.028 millones de euros) en cumplimiento de los acuerdos suscritos entre las dos empresas tras su fallida operación de fusión.