Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hidalgo reconoce que los índices de inserción del Prepara "no están siendo tan exitosos" como sería deseable

Los menores de 25 años que cobran esta ayuda bajan del 18% al 4% del total y el 16% de los solicitantes no demuestran búsqueda activa
La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha reconocido este lunes que los índices de inserción laboral de los beneficiarios del Plan Prepara "no están siendo tan exitosos" como sería deseable, por lo que estos parados serán "objetivo básico" para los Servicios Públicos de Empleo y para las empresas de trabajo temporal (ETT) que realicen labores de mediación laboral.
Durante su comparecencia en la Comisión de Empleo del Congreso para presentar el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2015 en lo que atañe a su departamento, Hidalgo ha señalado que el Plan Prepara contará el próximo año con 285 millones de euros, una cantidad "perfectamente contemplada" y que, a su entender, será suficiente para atender las peticiones que se vayan registrando.
De hecho, ha insistido en que "todas las personas que cumplen las condiciones" para acceder al Prepara "tienen la ayuda sin ningún problema ni contratiempo", si bien ha reconocido que el número de beneficiarios que consigue acceder a un puesto de trabajo por esta vía no es tan alto como "uno esperaría".
Por eso, "en el primer contrato derivado del acuerdo marco puesto en marcha, el objetivo básico del Servicio de Empleo son los beneficiarios del Prepara" de modo que a las actuaciones de los servicios públicos de empleo se unan también los esfuerzos de las ETT que actúen como agencias de colocación.
"A ver si conseguimos que esas personas que llevan más tiempo en el paro, algunos con una muy baja cualificación, puedan cuanto antes encontrar un puesto de trabajo", ha deseado la secretaria de Estado a renglón seguido.
CAMBIOS EN SU REGULACIÓN
Tras la comparecencia a cuenta de los Presupuestos, Engracia Hidalgo también ha respondido una batería de preguntas de la socialista Patricia Blanquer a este respecto, momento que ha aprovechado para defender el cambio en los requisitos de acceso al Prepara que el Gobierno 'popular' aprobó en verano de 2012.
"Antes de hacer la segunda prórroga, valoramos el programa, cosa que no se había hecho antes, y llegamos a la conclusión de que necesitaba una redefinición porque tal y como estaba concebido no se estaban usando los recursos ni de la forma más eficaz ni de la forma más eficiente", ha explicado.
Por eso, se decidió que la unidad familiar para calcular la renta máxima que podía tener un beneficiario del Prepara incluiría a los progenitores, de modo que "se eliminaran algunas ineficiencias que se venían dando" con, sobre todo, jóvenes que vivían con sus padres y aún así cobraban el Prepara. Según Hidalgo, este cambio ha reducido del 18% al 4% el porcentaje de beneficiarios del programa que tienen menos de 25 años.
Y, por otra parte, también se incluyó la obligación de demostrar que durante el mes anterior al acceso a esta ayuda se había hecho una "búsqueda activa de empleo", para lo cual bastaba con "presentar dos currículum a empresas, darse de alta en un portal de empleo o ir a una oficina y coger una oferta". "Actuaciones sencillas y sin grandes complicaciones" que permitían "poner de manifiesto el interés" real del solicitante por insertarse de nuevo en el mercado laboral.
Este cambio ha provocado, según los datos de la responsable de Empleo, que el 16% de las solicitudes del Prepara "se caigan por el camino" antes de que se conceda la ayuda.