Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hochtief (ACS) reduce un 68,4% su pérdidas hasta junio

Hochtief, grupo constructor alemán controlado por ACS, registró pérdidas por importe neto atribuido de 49,1 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que supone una mejora del 68,4% respecto a los resultados del mismo periodo de 2011, informó la compañía, que atribuyó en gran medida estos 'números rojos' a las provisiones realizadas en relación con los retrasos en la construcción de una sala de conciertos en Hamburgo.
En concreto, la compañía germana, que consolida en las cuentas del grupo presidido por Florentino Pérez, ha tenido que incluir una provisión en sus cuentas como consecuencia de los retrasos en los trabajos de construcción del Auditorio de la Filarmónica Elbe, en la ciudad de Hamburgo, aunque indicó que reclamará el reembolso de estas cantidades.
"Este elemento extraordinario es la razón por la que no obtuvimos un beneficio neto consolidado en el primer semestre", dijo el presidente del consejo de Hochtief, Frank Stieler, quien expresó su confianza en que el acuerdo de venta de acciones de la compañía responsable de operar la autopista de peaje Vespucio Norte Express en Santiago de Chile, que se cerrará este año, compensará sobradamente el impacto negativo de estas provisiones.
En los seis primeros meses del año, Hochtief alcanzó una cifra de negocio de 12.013,1 millones de euros, un 15,8% más, mientras que su cartera de nuevos pedidos aumentó un 25,3%, hasta 16.339,9 millones.
En el segundo trimestre del ejercicio, la compañía alemana registró pérdidas por importe neto atribuido de 15 millones de euros, frente a las ganancias de 13,8 millones del mismo periodo de 2011, mientras que sus ventas aumentaron un 18%, hasta 6.441,2 millones.
De este modo, la empresa ha confirmado su previsión de ventas y pedidos en cartera para el conjunto del ejercicio, que en ambos casos quedarán "por debajo del récord de 2011", mientras que los nuevos pedidos se situarán en línea con los elevados niveles del año precedente.
Asimismo, Hochtief espera alcanzar un beneficio antes de impuestos de casi 550 millones de euros y un beneficio neto consolidado algo por debajo de 180 millones.
No obstante, la filial de ACS, que no incluye en sus pronósticos el impacto de elementos extraordinarios, admite que, "después de las provisiones reconocidas en Europa en la primera mitad del año, será mucho más difícil para Hochtief cumplir estos objetivos".