Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hullera Vasco-Leonesa aplica un ERE temporal rotatorio para 316 trabajadores, casi toda su plantilla

Hullera Vasco-Leonesa ha comenzado a aplicar un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal, para un periodo de seis meses, y rotatorio, para 316 trabajadores, la práctica totalidad de su plantilla, y se ha visto obligada a "aplazar algunos pagos", según informó la empresa.
La compañía atribuye estas dos medidas al hecho de que las compañías eléctricas hayan reducido "sustancialmente" la compra de carbón ante la falta de programación de las centrales térmicas por el operador del sistema eléctrico.
En concreto, en el primer trimestre del año, la sociedad ha suministrado a centrales térmicas 52.552 toneladas de carbón, un volumen inferior al de 211.250 toneladas que corresponde al periodo en función del total atribuido para todo el año (845.000 toneladas) por el Ministerio de Industria.
La firma apuntó que aunque el presente mes de abril se han incrementado "ligeramente" los suministros respecto a los de meses anteriores, aún están muy por debajo de los fijados, lo que ha "obligado" a la empresa a presentar su ERE temporal rotatorio y a aplicar "deteminados pagos".
DUPLICA PÉRDIDAS.
La compañía informa de este expediente coincidiendo con la presentación resultados trimestrales de la empresa, que arrojan una pérdida neta de 8,60 millones de euros, el doble (+106%) respecto a los 'números rojos' contabilizados en el mismo periodo de 2013.
Estos resultados no contemplan la ayuda pública de 15,1 millones de euros que la empresa ha recibido del Estado, dado que su cobro se materializó el pasado 14 de abril.
La cifra de negocio de Hullera Vasco-Leonesa progresó un 9,6% entre los pasados meses de enero y marzo, hasta 4,42 millones de euros, mientras que el resultado de explotación fue negativo en 8,6 millones por el aumento de los gastos de explotación.