Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ING gana un 22,3% menos en el segundo trimestre tras reducir un 11,5% su exposición a España

El grupo holandés de banca y seguros ING obtuvo un beneficio neto de 1.171 millones de euros en el segundo trimestre del año, lo que supone un retroceso del 22,3% respecto al mismo periodo del año anterior producto del impacto negativo de las desinversiones realizadas, así como de la reducción en un 11,5% de su exposición a España.
En concreto, la entidad holandesa precisó que en el segundo trimestre del año su exposición total a España sumaba 36.357 millones de euros, un 11,5% menos que la registrada en el primer trimestre.
"Dado el debilitamiento del clima macroeconómico en Europa, ING adoptó medidas proactivas de reducción del riesgo en el segundo trimestre rebajando selectivamente su exposición a deuda de países del sur de Europa", explicó la entidad holandesa.
En concreto, en el segundo trimestre del año ING redujo su exposición a Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España en 5.585 millones de euros, de los que un 85,1% correspondió al recorte de su exposición a España. Estas acciones implicaron para el 'banco naranja' pérdidas en el segundo trimestre por importe de 178 millones.
"La calidad en general de la cartera de préstamos en España se mantuvo relativamente buena", indicó el banco, que precisó que la ratio de préstamos en riesgo de mora subió al 6,4%, frente al 5,7% del primer trimestre. En lo que se refiere a la cartera de hipotecas en España, ING destacó que esta ratio de riesgo se mantuvo en niveles muy bajos (0,7%).
"A medida que se deterioraba la crisis de la zona euro, aceleramos nuestros esfuerzos para reducir el riesgo de la cartera de inversiones del banco y hemos rebajado nuestra exposición a España para reducir el desajuste de financiación en ese país", declaró Jan Hommen, consejero delegado de ING Group.
De este modo, en los seis primeros meses del año el banco holandés obtuvo un beneficio neto de 1.851 millones de euros, lo que representa una caída del 35,9% respecto al mismo periodo de 2011, con un retroceso del 18,6% en el beneficio del negocio de banca, hasta 1.715 millones, mientras el resultado de la unidad de seguros bajó un 82,5%, hasta 136 millones.