Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU exige al Gobierno que "no toque" las actuales condiciones de la ayuda de 400 euros a parados

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha exigido este jueves al Ejecutivo que "no toque" las actuales condiciones del plan Prepara, en el que se inscriben las ayudas de 400 euros a parados sin ingresos, aunque ha advertido de que si finalmente decide hacerlo, "debe reunirse antes con las organizaciones sindicales".
En declaraciones a los periodistas tras reunirse con CC.OO. y UGT, Lara ha recriminado al Gobierno que hable de inserción laboral "cuando no hay empleo en España" a la vez que ha implantado una "reforma laboral que está destruyendo puestos de trabajo cada día".
En este sentido, el dirigente de IU ha tachado de "falacia" que se quiera integrar a la gente en el mercado laboral a través de una prestación por desempleo de 400 euros "cuando se están aplicando recortes que reducen el consumo, y se recortan también las políticas activas de empleo".
En el contexto actual, Lara ha solicitado al Gobierno que no toque los términos actuales del plan Prepara, aunque ha añadido, que si el Ejecutivo decide incluir alguna modificación, "lo haga con los sindicatos". En este sentido, ha pronosticado que si el Ejecutivo hace algún recorte en el llamado plan Prepara "abundaría mas en las políticas de ajuste contra los que más sufren".
Como alternativa, el político ha recordado que su formación presentó en el Congreso un "auténtico plan de inserción laboral" dirigido a los desempleados que no perciben ningún tipo ayuda -cifrado en 2,5 millones de personas- que tendría una duración de seis meses, a ejecutar por los consistorios municipales a partir de los recursos públicos aportados por el Estado central.
Lara ha subrayado que su iniciativa, presentada en marzo, llegaría a 600.000 parados cada seis meses, a través de un modelo basado en cinco horas de trabajo más dos de formación con una retribución mensual de 700 euros. Finalmente, el coste de este plan ideado por la formación se elevaría hasta los 4.200 millones de euros cada semestre.
Para el dirigente político, "es una auténtico plan que resolvería el problema de mucha gente en España, dado que contribuiría a cambiar tímidamente la situación de desesperanza de tantos ciudadanos".