Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU-ICV exige al Gobierno que utilice la SEPI para garantizar la permanencia de Deoleo en manos españolas

La Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) ha registrado en el Congreso una proposición no de ley para pedir al Gobierno que utilice la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) o cualquier otra herramienta a su alcance para garantizar que la empresa Deoleo continúe en manos españolas, de modo que no se ponga en peligro e incluso se pueda mejorar el posicionamiento nacional en el sector del aceite de oliva.
La propuesta, que recoge Europa Press y que será debatida en la Comisión parlamentaria de Agricultura, se ha presentado después de que el consejo de administración de la empresa eligiera el pasado jueves la oferta de CVC Capital Partners para adquirir el 29,99% del capital social de la empresa mediante una combinación de compra de acciones titularidad de accionistas significativos (439 millones de euros) y, en su caso, suscripción de una ampliación de capital de hasta 150 millones con exclusión del derecho de suscripción preferente.
Pese a la entrada de este nuevo inversor, Deoleo garantiza su españolidad gracias a la permanencia en su accionariado de La Caixa, Unicaja, Kutxabank y Dcoop (antigua Hojiblanca), que suman casi el 30% del capital, mientras que Bankia (16,5%) y Banco Mare Nostrum (4,8%) venden su parte.
Además de la oferta de CVC, concurrieron a la puja otras cuatro ofertas: las presentadas por el Fondo Estratégico Italiano, con el apoyo de Qatar Holding, Rhone Capital, Pai Partners y Carlyle. En cualquier caso, el interés del Gobierno por mantener la españolidad de la empresa ha contribuido a que en Deoleo permanezca un sólido bloque español, sin necesidad de implicar a priori a la SEPI.
NO ES SUFICIENTE
Sin embargo, la Izquierda Plural lamenta que el Gobierno no haya aprovechado la presencia de entidades nacionalizadas como Bankia en el consejo de administración de Deoleo para garantizarse un mayor control sobre el proceso de venta de acciones, sobre todo ante el riesgo de que la entrada de algunos inversores extranjeros como el Fondo Estratégico Italiano pudiera "relegar al sector español a una posición secundaria", dado que el país transalpino es "el principal competidor de España" en el mercado del aceite de oliva.
Por eso, la coalición insiste en pedir al Ejecutivo que adopte las medidas oportunas para que la SEPI o algún mecanismo similar pueda adquirir un paquete de acciones que "garantice la permanencia de la mayoría del accionariado de Deoleo en manos españolas", con el fin de "mantener y mejorar la posición actual de España en el sector de la producción y comercialización del aceite de oliva".