Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU-ICV y UPyD quieren que Rajoy se pronuncie en el Congreso sobre el caso de las tarjetas 'b' de Caja Madrid

La Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y UPyD quieren que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se implique en la respuesta al escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid y Bankia, y por eso las preguntas de sus máximos responsables en el Congreso, Cayo Lara y Rosa Díez respectivamente, versarán sobre este asunto en la próxima sesión de control en el Pleno de la Cámara.
La líder de la formación magenta preguntará al presidente "qué piensa hacer para esclarecer el escándalo de las tarjetas de crédito opacas", un asunto sobre el que ya intentó interpelar a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría el pasado miércoles, pero no lo logró porque el Gobierno decidió asignar su pregunta al titular de Economía, Luis de Guindos.
"Esto no es economía, es corrupción política", recordó Díez durante su intervención, afeando así a Sáenz de Santamaría que no se hubiera hecho cargo de responder a esta cuestión a pesar de que es ella quien está coordinando todas las negociaciones con la oposición sobre regeneración democrática y transparencia.
COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN
Por su parte, Cayo Lara volverá a preguntar a Mariano Rajoy si, ahora sí, "está dispuesto a proponer la creación de una comisión parlamentaria para investigar la situación de todas las entidades financieras intervenidas".
Una exigencia que la Izquierda Plural lleva presentando en el Congreso desde el inicio de la legislatura, particularmente a raíz de la nacionalización de varias entidades bancarias, con el objetivo de depurar responsabilidades en la quiebra de las cajas de ahorros y exigir la devolución de las cantidades que corresponda.
Ante la negativa del Grupo Popular a crear esa comisión de investigación, IU-ICV-CHA pretende aprovechar el nuevo escándalo que ha salido a la luz sobre el gasto de más de 15,5 millones de euros por parte de los consejeros de Caja Madrid y Bankia mediante las llamadas tarjetas opacas para justificar su nueva solicitud.
Sin embargo, en estos casi tres años de legislatura el PP no ha permitido que ninguna solicitud de creación de comisión de investigación llegue a debatirse en el Pleno del Congreso.