Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU cree que "no hay democracia" en las cuentas e ICV acusa al Gobierno de "burlarse" de los ciudadanos

El portavoz económico de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, Alberto Garzón, cree que "no hay democracia" en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2015 que ha presentado el Gobierno, mientras que su compañero y portavoz de ICV en la Cámara, Joan Coscubiela, ha acusado al Ejecutivo de "burlarse" de los ciudadanos.
Durante su defensa de la enmienda de totalidad que la coalición ha presentado contra las cuentas del próximo año, Garzón ha acusado al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de "no representar al pueblo español" sino a las grandes fortunas y empresas, como a su juicio se demuestra con un proyecto de ley que "más que consolidar la recuperación económica lo que provoca es un apuntalamiento de un modelo de sociedad altamente regresivo, injusto y desigual".
"Usted obliga a la gente a ganarse la vida a salto de mata, condenándola a la incertidumbre permanente. Al ajuste permanente. A la crisis permanente", le ha reprochado, afirmando que en este "reino de necesidad" se vuelven a imponer la "precariedad salarial" y los contratos "de pobreza, basura, sin ningún derecho laboral y con la emigración como única alternativa".
Y, mientras las clases trabajadores sufren ese trato, aumenta el margen de beneficio de las grandes empresas y la "oligarquía" a la que el Gobierno representa en realidad se "enriquece con el mercadillo de lo público" que el PP ha "montado", con la venta de empresas como Aena, "a trozos y a precio de saldo". "Eso se llama traición al pueblo español", ha avisado al titular de Hacienda.
"Señor Montoro, no hay democracia sin justicia fiscal. No hay democracia sin reparto de los cuidados. No hay democracia sin un mercado esclavo de la política. No hay democracia sin empleo. En definitiva, no hay democracia en estos Presupuestos", ha insistido el diputado malagueño.
MONTORO ANTISISTEMA
Pero, además, Garzón ha acusado al ministro Montoro de ser un "antisistema" que, aunque se "llena la boca con la retórica setentayochista" en defensa de la Carta Magna es "sólo para que el texto constitucional opere como un parapeto donde esconder su verdadero programa" de desmantelamiento del Estado Social.
"Ustedes han declarado un Estado de excepción para liquidar las conquistas históricas", ha añadido, dirigiéndose a la bancada 'popular' y desgranando a renglón seguido los "recortes" sufridos por la educación, la sanidad, la dependencia o la jubilación por culpa del Ejecutivo actual. "Pasamos de ser ciudadanos a ser clientes, de tener derechos a tener opciones", ha añadido.
Y todo porque "en Europa se han repartido de nuevo las cartas" y a España "no le ha tocado ser un país desarrollado con un estado social y derechos conquistados", sino un estadio "de ultraperiferia y subdesarrollo". "Y ustedes, en vez de combatir esto, actúan con subordinación política y económica a los dictados de la oligarquía europea", ha reprochado.
Advirtiendo a renglón seguido de que ser el "alumno aventajado de la señora Merkel" y "seguir literalmente todas las lecciones suicidas" que le dictan "a cambio de una promesa de futuro que nunca llega" está provocando que, "entre sacrificios y sacrificios se vaya el tiempo, pero también la vida".
"Lo está haciendo usted francamente mal y su terapia está matando al paciente. Miente al ciudadano, pues sabe que el tratamiento es letal y se ve obligado a mentir diciendo que todo va bien. Y la gente está sufriendo las consecuencia de sus negligencias y, sin duda, el año que viene le pedirán explicaciones en las urnas porque usted ha planteado una panorama que no existe. Vivimos una tragedia social y nos viene con música celestial", ha reprochado a Montoro.
HAY ALTERNATIVA
Por último, Alberto Garzón ha recriminado al Ejecutivo que su política está "incrementando la desigualdad" y, por ende, "sembrando un futuro de inestabilidad social". "Si fuera un Gobierno de la gente se dedicaría el dinero a combatir la pobreza y no a los pobres. Ustedes criminalizan la protesta social, combatiendo de esa forma los síntomas de la enfermedad. Pero nada de eso solucionará la rabia y frustración que genera la crisis económica y la gestión neoliberal de la misma", ha añadido.
"No obstante, hay esperanza", ha zanjado, recordando la "alternativa" de la Izquierda Plural, que pasa por "un nuevo proyecto de país" que no esté dirigido por la oligarquía sino por "la mayoría social", en el que "la economía obedezca a la política y no al contrario" y que tenga un "nuevo modelo de desarrollo productivo social y ecológicamente sostenible". "Es cuestión de prioridades", ha concluido.
Para Coscubiela, lo "más grave" de estas cuentas es "la estafa social en la que se sustentan" tanto en materia de recuperación económica como de creación de empleo. "Con la soberbia que le caracteriza se ha burlado de los españoles. No es verdad que crezca significativamente el empleo, sólo se reparte insolidariamente mientras los salarios continúan a la baja", ha insistido.
En particular, ha reprochado que se someta a los jóvenes a la "propaganda política" durante tres años y no se presente un plan de empleo joven, y que se haya "robado los derechos" a los parados "a cambio del rescate bancario". "Estos Presupuestos serán una fábrica de desigualdad y pobreza, continúan ignorando a las personas más desprotegidas", ha criticado.
Por último, ha calificado las cuentas de "especialmente misóginas", "profundamente centralizadoras", con el doble objetivo de "hacer más pequeño el estado social y dar oportunidades de negocio a sus amiguetes"; y "obsesivas y enfermizamente anticatalanas". "Sé que las verdades no les gustan, pero son las verdades de la calle y aquí alguien se las tiene que decir", ha concluido.
"Esperamos que éstos sean sus últimos Presupuestos, porque si no van a devolver a España al medievo", ha señalado el diputado aragonés de IU Álvaro Sanz, criticando la "tomadura de pelo" que año tras año sufre su región en las cuentas del Estado.