Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU cree que los datos evidencian un retroceso "frágil y precario" del desempleo

En un comunicado, García Rubio se ha alegrado por las miles de personas que pudieron trabajar algo en este verano, aunque ha explicado que las cifras evidencian la debilidad de la recuperación de la economía española "tan cacareada" por el Gobierno.
El secretario ejecutivo federal de Economía y Empleo de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, ha considerado que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre son la "muestra de una caída del desempleo frágil y precaria".
A su parecer, la precariedad laboral está aumentado "sin parar", puesto que el número de contratos indefinidos ha bajado en más de 26.000 personas. Además, la población activa ha descendido en el último año en 241.700 personas, más de 44.000 sólo en el último trimestre.
"Las consecuencias de que se prolongue esta situación sobre quienes buscan un empleo y se encuentran desde hace tiempo en una situación de seria dificultad son cada día más graves", ha señalado García Rubio, que también ha resaltado el crecimiento del paro de larga duración y el hecho de que el número de hogares con todos sus miembros sin trabajo permanezca cerca de 1,8 millones.
Además, el responsable económico de Izquierda Unida ha considerado que los resultados tienen mucho que ver con el periodo estival y con el aumento del turismo, y muestran que la situación es muy "inestable". A su juicio, el crecimiento del empleo precario y temporal y la disminución de la población activa son dos de los factores que arrojan luz sobre la situación real.
Según García Rubio, las bases del modelo de recuperación "impuesto" por las reformas del Gobierno están cuestionadas, ya que la balanza comercial vuelve a mostrar datos muy negativos y el estancamiento de los principales países de la zona euro ya ha sido reconocido.