Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU presenta una iniciativa para evitar que suba la tarifa eléctrica nocturna

Gaspar LLamazares, coordinador general de IUEFE
La desaparición de la tarifa eléctrica nocturna puede suponer un importante coste económico para los consumidores. Es por esto que el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, ha señalado en un comunicado que ha registrado en el Congreso la iniciativa para evitar que el usuario asuma todos los gastos y que el Gobierno informe adecuadamente al consumidor de los cambios de tarifa.
Llamazares denuncia la supresión unilateral por parte del Gobierno Socialista de esta tarifa que elevará el recibo hasta un 40 por ciento y, con ello, los responsables económicos "se pliegan así a las reiteradas presiones de las grandes compañías para aumentar sus beneficios a costa de las economías domésticas".
Para Llamazares "lo más grave" es que los ministros de Industria y Economía están dando "falsas consideraciones" en una situación de "notable crecimiento" de los beneficios de empresas eléctricas que "son reacias" a hacer las inversiones necesarias para modernizar el suministro a los ciudadanos.
Ha advertido que, a partir de ahora, se obligará a los clientes de la tarifa nocturna a contratar una nueva potencia, superior a la que tenían en el consumo de las horas punta. Ha señalado que anteriormente esta tarifa contaba con un descuento del 55 por ciento en las horas nocturnas y un recargo del 3 por ciento en las diurnas y que el recargo del consumo en las horas punta "pasa ahora de ese 3 a un 35 por ciento". Además, correrán a cargo del consumidor todos los costes del cambio, que en el caso del sistema de calefacción puede estar entre los 400 y 500 euros.
Por otra parte, el próximo martes el PSOE tendrá que enfrentarse a una moción presentada por el PP en la que se exige al Gobierno que evite los incrementos de las tarifas eléctricas reguladas que puedan "erosionar aún más" el poder adquisitivo de las familias y aumentar los costes de producción de las empresas, ante la "radical y desorbitada" subida de la tarifa eléctrica del 11,3% propuesta por la Comisión Nacional de la Energía (CNE). BRG