Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iberdrola, que tendrá el 8,1% de la nueva Gamesa, satisfecha con el acuerdo de fusión con Siemens

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha mostrado este viernes su satisfacción por el acuerdo de fusión entre Gamesa y la división eólica de Siemens, toda vez que la energética ostentará el 8,1% del capital social de la nueva Gamesa, al tiempo que mantendrá inicialmente dos consejeros dominicales en el consejo de administración de la empresa fusionada.
En el marco de este proceso, Iberdrola, como accionista de referencia de Gamesa con una participación hasta el momento del 19,686%, ha cerrado un acuerdo de accionistas con la compañía alemana, que ha sido remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y a la propia Gamesa y se depositará en el Registro Mercantil de Vizcaya.
De esta manera, los accionistas de Gamesa recibirán un importe de 3,75 euros por acción vía dividendo extraordinario, que se abonará tras la culminación de la fusión, y se beneficiarán de las sinergias estimadas de 230 millones de euros anuales en términos de Ebit.
El presidente de Iberdrola ha manifestado estar "muy satisfecho" de haber podido contribuir a la creación del "mayor fabricante de aerogeneradores del mundo", que tendrá su sede en España, cotizará en las bolsas españolas y en el que la compañía eléctrica seguirá siendo un "accionista destacado".
Tras meses de conversaciones, Iberdrola considera que la combinación de Gamesa y Siemens dará lugar a una empresa "con un potencial y una fortaleza que no tendrían por separado". "Tan importantes como el nacimiento de un líder mundial con sede española son los beneficios que con la operación obtendrán todos sus accionistas minoritarios de Gamesa, que Iberdrola ha tenido presentes en todo el proceso de negociación de su acuerdo con Siemens", indicó la empresa.
DEFENSA DE LOS MINORITARIOS DE GAMESA.
El acuerdo de accionistas firmado entre Iberdrola y Siemens tiene por objeto fundamental, según la compañía eléctrica, la defensa de todos los accionistas de Gamesa y, en especial, de los minoritarios, garantizándoles mediante este pacto que el control ejercicio por Siemens tenga los correctos "contrapesos y controles internos", una adecuada presencia de independientes en el consejo y una apropiada gestión de la nueva Gamesa.
La compañía fusionada mantendrá en España su sede social, así como su sede funcional y efectiva como matriz del grupo, y la sede de su negocio eólico terrestre. La sede del área eólica marina se establecerá entre Alemania y Dinamarca. Además, la empresa continuará cotizando en el mercado continuo español.
Asimismo, el acuerdo entre Siemens e Iberdrola garantiza la representación de la segunda en el máximo órgano de gestión de la sociedad resultante, ya que en el consejo de administración, que quedará integrado por 13 miembros, habrá dos consejeros dominicales de Iberdrola, que no podrán participar en las decisiones comerciales de Gamesa que afecten a clientes competidores con Iberdrola.