Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iberdrola adjudica un contrato de 1,6 millones de euros a la corporación tecnológica Tecnalia

Iberdrola ha adjudicado a la Corporación tecnológica vasca Tecnalia un contrato marco valorado en 1,6 millones euros para la realización de los ensayos post-instalación en líneas subterráneas de muy alta tensión, de 132 y 220 kilowatios.
En un comunicado, la eléctrica vasca ha informado de que el servicio cubre los ensayos realizados una vez finalizada la instalación de estas nuevas líneas, con el objetivo de asegurar su correcto funcionamiento y evitar problemas posteriores que puedan ocasionar daños materiales e interrupciones en el suministro eléctrico.
Además, ha señalado que, gracias a este contrato, de tres años de duración, Tecnalia realizará, por una parte, los ensayos de tensión sobre aislamiento con equipo resonador y, por otra, los ensayos de descarga parciales a los terminales y empalmes de dichas líneas.
Para Iberdrola, la adjudicación de este nuevo acuerdo marco en el ámbito de las líneas eléctricas "pone de manifiesto el efecto tractor que ejerce" la eléctrica vasca "y su firme compromiso con el tejido industrial y social" de Euskadi.
1.565 MILLONES DE RIQUEZA
En este sentido, ha recordado que la actividad desarrollada por Iberdrola en la Comunidad Autónoma Vasca a lo largo del ejercicio 2013 ha contribuido a la creación de riqueza por 1.565 millones euros en esta comunidad autónoma, lo que "ha consolidado a la compañía como uno de los motores económicos de Euskadi".
El Grupo, que cuenta con una plantilla de casi 3.000 empleados y genera trabajo para otras 6.000 personas en la comunidad, ha destinado unos 700 millones euros a compras a alrededor de 1.000 empresas vascas, que, fundamentalmente, prestan servicios de obras, trabajos y mantenimiento de la red de distribución, de obra civil y mantenimiento de centrales tradicionales de generación y parques eólicos y de limpieza industrial.
Las inversiones de la eléctrica el pasado año en Euskadi han ascendido a 80 millones de euros, que se han destinado, principalmente, a reforzar el área de Negocio Redes --construcción y mantenimiento de infraestructuras como subestaciones y líneas eléctricas--.
La empresa, además, ha invertido cerca de 60 millones euros en la ampliación y mejora de su red de distribución, mediante la construcción o reforma de cinco nuevas subestaciones --Abadiño, Zamudio Ondarroa, Leioa, Gamarra y Legasa-- y la puesta en servicio de más de 85 nuevos kilómetros de líneas eléctricas y de centros de transformación. También ha revisado el pasado ejercicio más de 3.000 kilómetros de líneas.
Asimismo, el grupo ha seguido desarrollando el proyecto de implantación de las redes inteligentes en Bilbao y Portugalete, en el marco del proyecto Bidelek, un despliegue que ha supuesto ya la reforma de más de 930 centros de transformación y la sustitución de alrededor de 200.000 equipos de telemedida.
De entre el resto de la aportación económica de Iberdrola, destaca "el impacto fiscal" de la actividad de la compañía en el País Vasco, que ha ascendido a 670 millones euros en el ejercicio y que los salarios han rondado los 115 millones euros.
La eléctrica dispone en Euskadi de una potencia instalada de 2.600 megavatios (MW) y 1,2 millones de clientes. Su red de distribución de energía está integrada por unas 160 subestaciones, más de 11.100 centros de transformación, 815 kilómetros de líneas de muy alta y alta tensión, más de 8.800 kilómetros de líneas de media tensión y alrededor de 15.000 kilómetros de líneas de baja tensión.