Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iberia y Sepla echan balones fuera

Enormes colas frente a un mostrador de Iberia, en Barajas.telecinco.es
Iberia tiene una programación de vuelo "por encima de sus posibilidades". Con estas palabras explican desde el sindicatos de pilotos (Sepla) el caos que vive Barajas, "desde hace meses", a consecuencia de los cuantiosos retrasos y cancelaciones. La compañía aérea acusa a los pilotos de hacer una huelga de celo. Ellos lo niegan e insisten que nada más lejos de sus intenciones. Sin embrago, reconocen que varios pilotos, "a título personal", se han negado a hacer más horas de las que les corresponden.  Iberia asegura que le sobran pilotos porque ha reducido el número de vuelos.

El aeropuerto de Barajas vive un caos desde hace días. Para los pilotos de Iberia desde hace meses. Los retrasos y cancelaciones son innumerables. Este fin de semana todo ha empeorado por el mal tiempo. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ha pedido disculpa por el trato que han recibido los pasajeros y ha dicho en rueda de prensa que iniciará una investigación
Los pilotos de Iberia denuncian que la empresa tiene una "programación por encima de sus posibilidades". Aseguran que lleva cinco años sin contratar pilotos y que no tiene tripulación suficiente para cubrir la oferta de vuelos. Además, desde el accidente de Barajas, la empresa ha retirado los aviones MD y cuenta con 78 pilotos menos, que están en fase de formación para poder manejar nuevos aparatos.
"Nadie ha faltado a su trabajo", sentencia a Informativos Telecinco una fuente del Sepla, que niega con rotundidad la huelga de celo. Es "ilegal y salvaje y con ella se hace lo posible para caer la red", insiste. Aunque sí reconocen que, a "título personal" hay algunos pilotos que han decidido no hacer más horas, pero "por eso no se cae el sistema". La llamada huelga de celo consiste en trabajar exactamente las horas que exige el convenio colectivo.
Desde el Sepla denuncian que los datos de cancelaciones y retrasos que hace pública la compañía son falsos. "Siempre son peores". Además, sostienen que muchas veces suspenden vuelos explicándoles a los viajeros que la tripulación no ha llegado y el motivo real es que no hay pasajeros suficientes; "esperan a llenar aviones", sentencian.
Negociación
Quejas de los consumidores
Iberia ha asegurado que "no le faltan pilotos"
El sindicato ha comentado que Iberia ha abierto un expediente informativo, no sancionador, a dos pilotos que, "con el tiempo, quedarán en nada". En el primer caso hubo un aviso de bomba en el avión y el piloto decidió cambiar de aparato por recomendación de los Tedax. En el segundo, un pasajero agredió a un miembro de la tripulación y tuvo que intervenir la Guardia Civil. En las dos ocasiones el vuelo partió tarde.
En medio de todo el caos, los sindicatos y la compañía se han vuelto a reunir. Los trabajadores, según han explicado desde el Sepla, han aceptado la congelación salarial a pesar de que la empresa tiene beneficios. Recalcan que no tienen especial interés en mejorar el convenio colectivo. Exigen que la empresa resultante de la fusión entre Iberia y Brithis Airways garantice un aumento proporcional de pilitos españoles.
Esta condición es inadmisible para la empresa que asegura que se trata de una "decisión estratégica que corresponde a los accionistas". Además, la compañía se niega a eximir en el convenio colectivo la responsabilidad de los pilotos en caso de accidente, otras de sus peticiones, según la empresa.
Varias organizaciones de consumidores han instado  a Iberia y al sindicato de pilotos Sepla a alcanzar un acuerdo que ponga fin a la supuesta huelga de celo de los pilotos y los controladores aéreos. Estas organizaciones han denunciado además, en sendos comunicados, que AENA carece de los mecanismos adecuados para atender a los pasajeros en situaciones de emergencia y han recomendado a los afectados que presenten reclamaciones, exigiendo las compensaciones pertinentes. La UCE ha aplaudido la decisión del Ministerio de Fomento de abrir un expediente a Iberia por el trato dado a sus clientes y las medidas disciplinarias aplicadas por la propia compañía a sus pilotos.