Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iberia no ve un impacto adicional más allá de la caída de la libra y mantiene su rumbo de crecimiento

Gallego: "Tenemos nuestro certificado como operador español y no vemos dificultad a futuro"
Iberia admite que la depreciación de la libra y la volatilidad de los mercados tras el triunfo del 'Brexit' en Reino Unido va a suponer "un impacto en la cuenta de resultados" del grupo IAG, pero no ve a largo plazo ninguna implicación adicional para la aerolínea española, y se muestra tranquila dentro del 'holding' sobre el futuro de la fusión.
"A largo plazo no vemos que vaya a tener incidencia pero a corto plazo estamos sufriendo un periodo de incertidumbre y de volatilidad en los mercados por un efecto no esperado que debe asentarse", ha afirmado el presidente ejecutivo de Iberia, Luis Gallego, en un encuentro con periodistas españoles en Shanghái coincidiendo con su entrada en China.
Preguntado por si el 'Brexit' puede poner en peligro el futuro de la fusión entre Iberia y British Airways (BA) que dio lugar a IAG, se mostró tranquilo en lo que respecta a la compañía española. "Nosotros seguimos operando con normalidad, tenemos nuestro certificado de de operador aéreo en España y no vemos dificultad a futuro", recalcó.
Ante la caída de IAG en Bolsa por su exposición en Reino Unido, que supone el 25% de sus ingresos totales, Gallego reconoció que "a nadie le gusta" la pérdida del valor de la acción del 'holding' aunque se asocia al periodo de volatilidad por la decisión de Reino Unido. "En el largo plazo estamos seguros de que el grupo tiene la misma fortaleza que tenía antes, está generando valor y los inversores van a seguir confiando en el grupo como hasta ahora", aseveró.
Gallego reiteró que la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) no afecta a las previsiones de crecimiento de Iberia para 2016 pero sí en el corto plazo por el tipo de cambio con un dólar más fortalecido y una libra más débil, pero por el momento no se está viendo ningún impacto negativo sobre la demanda desde este mercado, el principal emisor de turistas hacia España con el 18% de las entradas aéreas.
"Lo que está claro es que los británicos no van a dejar de volar a Reino Unido", señaló para añadir que también se puede generar el efecto contrario y que el resto de europeos e incluso turistas norteamericanos decidan aumentar sus viajes al mercado británico para beneficiarse de la debilidad de la libra. Todo dependerá de cómo se desarrollen las negociaciones de esta nueva etapa y de la nueva relación que se establezca con Reino Unido para ver hasta qué punto influye en la demanda aérea.
"Estamos viendo y analizando qué puede pasar ahora y habrá que ver en qué quedan las negociaciones. De momento en un escenario de libra más débil tiene su parte negativa y también su parte positiva, ya que puede producirse el fenómeno contrario y que el resto de europeos viajen más a Reino Unido o que con un dólar más fuerte viajen más norteamericanos también", opinó.