Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iberpotash inicia el cierre progresivo de Sallent y el traslado a Súria

Iberpotash ha iniciado el plan de cierre del centro productivo que tiene en Sallent y el traslado progresivo de la actividad de extracción y tratamiento de sal y potasa a las instalaciones de Súria (Barcelona), según prevé el Plan Phoenix de la empresa.
La compañía ha destacado en un comunicado que este proyecto, que se desarrollará a lo largo de los próximos tres años, garantiza la continuidad de todos los empleos actuales (más de 4.000 entre directos, indirectos e inducidos) y mantendrá la producción de potasa en un millón de toneladas por año.
El plan de cierre y traslado cuenta con una primera medida ambiental que se está llevando a cabo en este segundo trimestre: la disminución de la aportación de sal al depósito salino del Cogulló, hasta que en junio del 2017 se deje de depositar sal de forma definitiva.
Cuando la planta y la mina de Sallent queden sin actividad, se empezará a comercializar la sal almacenada y se abrirán nuevas líneas de mercado para la empresa, y se prevé un plan de restauración del entorno minero del municipio, que debe ser validado por la Generalitat.
PDU
Iberpotash ha recordado que está pendiente del Plan Director Urbanístico (PDU) que tiene que presentar la Generalitat en el transcurso de los próximos meses, que debe ofrecer el marco legal a los proyectos que la compañía quiere llevar a cabo en los municipios del Bages.
En marzo, el Govern inició el trámite del documento de avance del PDU de la actividad minera en la comarca del Bages, que afecta a los municipios de Sallent, Súria, Balsareny y Callús, que pretende garantizar un encaje urbanístico, ambiental y de infraestructuras adecuado para la segunda fase del Plan Phoenix de ICL --matriz de Iberpotash-- en Súria, que prevé trasladar toda la producción de sal a este municipio y dejar sin actividad la mina de Sallent.
La segunda fase del Plan Phoenix de ICL prevé la construcción de una segunda planta de sal vacuum en Súria, que se añadirá a la primera factoría, que entrará en funcionamiento en las próximas semanas.
Con estas dos plantas en funcionamiento se valorizarán 1,5 millones de toneladas anuales de la sal que ahora va a parar al depósito del Cogulló, con lo que sólo se generará un tercio del contenido que en estos momentos va a parar a los depósitos.