Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex 35 avanza un 1,96% al cierre de sesión y queda a las puertas de los 10.400 enteros

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este martes con un repunte del 1,96%, lo que ha llevado al selectivo a quedarse a las puertas de los 10.400 enteros (10.394,8). En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocaba en 127 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 2,15%.
Abengoa se ha convertido en el mejor valor de la jornada, con un repunte del 6,4%, seguido de DIA (+6,3%), Amadeus (+4,47%), Gamesa (+4,4%) y ArcelorMittal (+3,9%). Tan solo Caixabank, que ha cedido un 0,4%, ha cerrado en 'números rojos'.
Inditex (+2,9%) y Telefónica (+2,8%) han aupado al índice, que también se ha visto impulsado por las ganancias de Repsol (+1,7%), BBVA (+1,4%), Santander (+1,4%) e Iberdrola (+1,2%).
Una vez superados los test de estrés y asumida la victoria de Dilma Rousseff en Brasil, los mercados han vuelto a la normalidad y han defendido las subidas a lo largo de todo el día.
Así, el Ibex se ha colocado a la cabeza de las principales plazas europeas, por delante de Francfort (+1,8%), Londres (+0,64%) y París (+0,47%). En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,2743 dólares.
REPUNTES EN EURPOPA
El analista de IG Daniel Pingarrón ha señalado que las "claras" subidas de las bolsas europeas han conseguido eclipsar "el extraño comportamiento" de la sesión de ayer. Además, ha indicado que Wall Street se sitúa ya a poco más de un 2% de sus máximos históricos, mientras que al Ibex le separa aún un 7% de sus máximos anuales.
Pingarrón atribuye los movimientos de este martes a los resultados empresariales que se han dado a conocer en Europa y en EE.UU., celebrados por los inversores. A ello se ha unido el mayor optimismo de los mercados después de que Dilma Rousseff haya insinuado una agenda de reformas más ambiciosa que la que cabría esperar dos días después de ser reelegida presidenta de Brasil.
El resultado de las pruebas de solvencia que el Banco Central Europeo (BCE) realizó a los bancos del Viejo Continente ha quedado ya olvidado. De hecho, el sector bancario no ha tenido un comportamiento demasiado destacado, siendo lo más probable que el examen "no constituya una variable de movilización mínimamente destacable en adelante".
El analista ha recordado que mañana concluirá la reunión de la FED, lo que será el "acontecimiento estrella" de la semana. "Lo más probable es que la Autoridad Monetaria se decante por retirar los 15.000 millones de dólares que se han inyectado este mes. Pero lo más importante será el discurso posterior de Janet Yellen", ha dicho, y ha añadido que si finalmente los mercados "quedan satisfechos" con sus palabras, los 2.000 puntos del S&P500 podrían visitarse esta misma semana.