Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex cierra con una subida del 3,56% y rompe una racha de nueve días consecutivos de caídas

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35,  ha experimentado la mayor subida desde el 12 de enero de 2010. Foto: Archivo/AP.telecinco.es
La Bolsa española ha roto su racha tras nueve jornadas seguidas cerrando la sesión en rojo. El parqué madrileño ha cerrado con una subida de un 3,60%, con la recuperación de la barrera psicológica de los 8.000 puntos e impulsado por el alza de Wall Street y los impulsos positivos de los mercados asiáticos. Todo ello acaba con casi diez días de bajada bursatil que marcó el miércoles una bajada del 5,49%, la mayor caída desde mayo de 2010.
La sesión de este jueves también se ha caracterizado por su elevada volatilidad. Tras el desplome del miércoles, el Ibex ha abierto con un 3% de subida y por encima de los 8.000 puntos, aunque se ha desplomado a partir de mediodía hasta la cota de los 7.700 enteros.
La inestabilidad y las dudas sobre Francia han pesado durante la primera parte de la jornada, aunque la apertura alcista de Wall Street y la subida de los bancos han impulsado finalmente al Ibex, en una nueva sesión de infarto.
Todos los valores del selectivo han cerrado en positivo . El mayor avance fue para Ferrovial (+5,9%), seguido de Indra (+5,75%) y Sacyr Vallehermoso (+5,56%). Repsol subió un 3,19% y Telefónica, un 3%. La operadora ha registrado importantes ganancias pese a la rebaja de su 'rating' en un escalón por parte de Standard and Poor's.
En la banca, Banco Sabadell lideró los avances (+4,1%), por delante de BBVA (+4,06%), Bankinter (+3,54%), Banco Santander (+3,2%) y Banco Popular (+2,15%).
Europa al alza
El resto de bancos europeos, que el miércoles sufrieron un duro castigo por parte de los inversores, también han cerrado con grandes ganancias, incluido Société Généralé, que fue la entidad europea que más cayó.
Así, Crédit Agricóle subió un 5,14%, seguido de Societé Genérale, con un 3,7%. En Londres, Barclays ha repuntado más de un 8%, mientras que HSBC se ha anotado una subida del 3,8%. En Francfort, Commerbank ha repuntado un 6,3% y Deutsche Bank, un 1,2%, mientras en Milán, Intesa San Paolo ha repuntado un 6,71%, seguido de Banca Popolare (+4,42%), B. M. Paschi (+3,91%), Ubibanca (+3,53%) y Unicredito (+3,41%).
El resto de principales indicadores también se anotaron ganancias en la sesión, aunque Madrid fue la plaza que registró una mayor subida junto a Milán, que ha repuntado un 4%.
El Dax alemán, por su parte, avanzó un 3,28%, el Ftse de Londres, un 3,1%, el Cac 40 parisino, un 2,89%, y el PSI-20 de Lisboa, un 1,72%. Al cierre de los mercados europeos Wall Street también se anotaba una avance superior al 2%.
En el mercado de divisas, el euro gana posiciones frente al dólar y a media sesión el cambio entre las dos monedas quedaba fijado en 1,4233 unidades.
Dow Jones
La Bolsa de Nueva York ha recuperado este jueves parte de las pérdidas de los últimos días y el Dow Jones, al igual que hiciesen horas antes los principales índices europeos, ha cerrado en positivo, con una subida del 3,95 por ciento y todos sus valores en verde.

El principal índice de Wall Street, en concreto, ha remontado 423 puntos, hasta los 11.143, en un escenario en el que Cisco Systems ha subido un 15,95 por ciento. También han quedado lejos de los números rojos el tecnológico Nasdaq, que con un 4,69 por ciento más ha cerrado en los 2.493 puntos, y el S&P 500, que ha subido un 4,63 por ciento, hasta los 1.173 puntos.

La jornada del jueves, al igual que las tres anteriores en Wall Street, ha estado marcada por los movimientos masivos de capitales y llega en una semana que, según analistas, está siendo la más volátil desde 2008. Los últimos datos económicos en Estados Unidos han dado un respiro a los inversores después de que el Gobierno haya confirmado que las peticiones de subsidios por desempleo cayeron la semana pasada a su nivel más bajo desde abril.