Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex se desploma un 5,49%

El parqué madrileño vuelve a vivir una jornada de tensión. Foto: EFE.telecinco.es
El Ibex suma ya nueve sesiones seguidas de caídas, en las que se ha dejado un 17,5%. Todos los indicadores europeos han cerrado con fuertes descensos, ya que París se dejó un 5,5%, por delante de Francfort (-5,13%), Londres (-3,05%) y Lisboa (-1,25%). Al cierre de los mercados europeos Wall Street se dejaba un 3%.
En el mercado español, los mayores recortes correspondieron a Banco Santander (-8,33%) y BBVA (-7,83%), que han situado el precio de sus acciones por debajo de los 6 euros, nivel que no alcanzaban desde marzo de 2009.
A continuación se situaron Gamesa (-8,09%), ArcelorMittal (-7,58%), Abengoa (-7,87%) y Mediaset (-6,75%). Banco Popular se dejó un 6,74%, seguido de Telefónica (-5,69%) Bankinter (-5,53%) y Banco Sabadell (-4,5%).
Los inversores han huido de las Bolsas tras extenderse el rumor de que Francia podría sufrir una rebaja de su calificación crediticia y de que su banca, que tiene una gran exposición a Grecia, puede volver a pasar apuros si el país heleno modifica los plazos de vencimiento de su deuda.
El ministro griego de Economía, Evangelos Venizelos, ha asegurado que Grecia pretende ampliar a los bonos con vencimientos más allá de 2020 su programa de canje de deuda acordado en la última cumbre del Eurogrupo para alcanzar una participación del 90%, lo que implica un monto de 135.000 millones.
Miedo a Francia
A pesar de que las agencias de calificación crediticia Fitch y Moody's han confirmado la nota de la deuda francesa, los inversores tienen muy reciente la rebaja aplicada por Standard and Poor's a Estados Unidos y temen una nueva revisión de los 'ratings' a los países europeos, según expertos consultados por Europa Press.
Asimismo, el banco francés Société Générale, que este miércoles ha sido el blanco de los inversores, ha negado categóricamente las "irresponsables y falsas" informaciones respecto a que había mantenido discusiones con el Gobierno francés sobre la situación de la entidad.
Soledad Pellón, analista de IG Markets, subraya que los mercados están muy sensibles y existe una gran desconfianza entre los inversores, por lo que cualquier mínimo rumor, duda o temor se convierte en una nueva jornada de grandes pérdidas.
Además, la tendencia bajista que registran los principales indicadores lleva a los 'inversores en corto' a tomar posiciones, lastrando aún más las cotizaciones de las compañías y de los índices.
Nuria Álvarez, experta de Renta 4, asegura que la apertura bajista de Wall Street también ha contribuido a pronunciar los descensos este miércoles, ya que los mercados lograron contener los descensos justo hasta ese momento.
Respecto a Francia, esta experta asegura que los bancos franceses están siendo el foco de atención de los inversores porque si Grecia sigue adelante con sus planes puede obligar a estas entidades a aumentar sus reservas. La banca francesa y alemana es la que presenta una mayor exposición a la deuda griega.
Fuerte caída de la banca europea
Toda la banca europea ha cerrado con fuertes recortes en este 'miércoles negro'. Société Généralé ha llegado a perder un 20% durante la sesión, aunque ha cerrado con un recorte del 15%, seguido de Credit Agricole (-11,81%) y BNP Paribas (-9,47%).
Después de las entidades francesas, la banca italiana ha sido la más castigada por los inversores. En concreto, Intesa San Paolo ha perdido un 13,72%, seguido de Ubi Banca (-10,17%), Banca Monte Paschi (-9,78%) y Unicrédito (-9,37%).
Asimismo, Commerbank y Deutsche Bank cedieron un 7,73% y un 7,42%, respectivamente, en el mercado alemán, mientras que en Londres, Barclays se dejó un 8,7%, por delante de RBS (-7,33%) y HSBC (-5,28%).
En el mercado de divisas, el euro cede posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión el cambio entre las dos monedas quedaba fijado en 1,4190 unidades.