Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex 35 rebota un 2,39% al cierre de sesión, por encima de los 10.100 enteros

El Ibex 35 ha rebotado un 2,39% al cierre de la sesión de este martes, lo que ha llevado al selectivo a situarse por encima de los 10.100 enteros (10.152,1). En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha colocado en 134,3 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 2,22%.
La filtración de que el Banco Central Europeo (BCE) podría anunciar próximamente un nuevo plan de compra de bonos corporativos en el mercado ha impulsado a las principales plazas europeas, que se han recuperado del varapalo sufrido la semana pasada.
El selectivo español se ha colocado a la cabeza de las bolsas del Viejo Continente, con un repunte del 2,39%, seguido de París (+2%), Francfort (+1,74%) y Londres (+1,51%). En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,2718 'billetes verdes'.
Abengoa se ha erigido como el mejor valor de la jornada, con un repunte del 5,9%, seguido de Sacyr (+5,6%), Gamesa (+5,3%), Bankinter (+5,4%) y ArcelorMittal (+4,9%). Tan solo BME ha cerrado en 'números rojos' con un retroceso del 0,37%.
Los 'blue chips' han celebrado la jornada con optimismo y han cerrado con repuntes por encima del 1%. La mayor subida la han protagonizado Repsol, con un avance del 2,9%, y BBVA (+2,7%). Inditex ha ganado un 2,4%, Telefónica un 2,03%, Santander un 1,9% e Iberdrola un 1,6%.
LEJOS DE MÍNIMOS
El analista de IG Daniel Pingarrón ha señalado que con la subida de este martes el Ibex se aleja más de un 8% de los mínimos que se alcanzaron el pasado jueves (9.350 puntos), que muestran los momentos de mayor tensión registrados en todo el año.
A su juicio, la intención del BCE de emprender un nuevo plan de compra de bonos corporativos "no sería revolucionario, pues formaría parte de la estrategia global ya iniciada de compra de títulos de deuda privados (ABS, bonos cubiertos), que tienen por objeto final elevar el balance del BCE a los niveles del año 2012".
Sin embargo, ha insistido en que la filtración tiene una lectura cualitativa en la medida en la que muestra una mayor capacidad de acción e iniciativa en el seno de la institución que dirige Mario Draghi.
Tras este análisis, el experto ha subrayado que los principales agentes directores del rumbo de las bolsas en el corto plazo son los bancos centrales y las expectativas que se crean en torno a sus posibles pasos.
ADIÓS AL PÁNICO
Además, ha explicado que la subida de hoy coloca a los principales selectivos por encima de la primera zona de resistencias, reduciendo significativamente las posibilidades que las bolsas vuelvan a entrar en pánico.
"Si los índices consiguen aguantar estos niveles, evitando perderlos con rapidez, las opciones de retomar la tendencia alcista estructural durante las últimas semanas del año se incrementarían, pudiendo cerrar el ejercicio no demasiado lejos de los máximos anuales. Todo ello, si los bancos centrales permiten afianzar el clima de optimismo", ha resumido.