Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex repunta un 0,95% y coquetea con los 10.000 enteros, con la prima en 202 puntos

Fidelity constata que "la marea se aleja de los mercados emergentes"
El Ibex 35 repuntaba un 0,95% a media sesión, lo que llevaba al selectivo a situarse al borde de los 10.000 enteros (9.972,9). En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocaba en 202 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 3,694%.
Los inversores están pendientes de la reunión de la Fed, que se celebra después de que los institutos emisores de Turquía e India hayan decidido subir los tipos de interés en un intento por defender sus respectivas monedas frente a las presiones en los mercados sobre las divisas de las economías emergentes.
Indra se convertía en el líder de las ganancias, con un avance del 3,94%, seguido de Sacyr, que repuntaba un 3,59%, Bankia (+2,64%), Bankinter (+2,64%) y Técnicas Reunidas (+2,27%).
Por su parte, Banco Popular se erigía como el 'farolillo rojo' de la sesión, con un retroceso del 0,78%, seguido de Gamesa (-0,17%), Caixabank (-0,16%) y Red Eléctrica (-0,15%).
El signo positivo predominaba entre los grandes valores, entre los que destacaban BBVA (+1,32%), Inditex (+1,26%) y Santander (+1%). mientras tanto, Telefónica repuntaba un 0,97%, Iberdrola un 0,79% y Repsol un 0,4%.
En este contexto, el Ibex se convertía en la mejor plaza europea en comparación con sus homólogas del Viejo Continente. Francfort ganaba un 0,38%, Londres un 0,24% y París un 0,14%. En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,3666 'billetes verdes'.
Atrás queda la inestabilidad que se vio en los mercados en las últimas jornadas provocada por la crisis del peso argentino. Al respecto, el experto de Fidelity Worldwide Investment Dominic Rossi ha señalado que "la marea se aleja de los mercados emergentes", ya que "la perspectiva del final del dinero barato en los mercados desarrollados está forzando al alza el coste del capital en los emergentes".
"Ya hemos visto antes esta película: un país emergente tras otro van quedando varados en la orilla cuando la ola se aleja. Los débiles como Argentina y Turquía primero, y pronto les seguirán Brasil, Rusia y otros", ha dicho.
Desde su punto de vista, "el mundo de los mercados emergentes necesita desempolvar la agenda de reformas estructurales que apartó hace 15 años y estimular sus economías domésticas". "Los que lo hagan evitarán el extenso periodo de bajo crecimiento, y los que no, mirarán atrás y verán los últimos 10 años como una era dorada", ha concluido.