Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imaz (Repsol) se siente "cómodo" con los precios de los hidrocarburos y tranquilo con Sinopec

Reivindica el gaseoducto Midcat para asegurar el suministro de gas en Europa
El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, se ha mostrado este martes "cómodo" con los precios actuales del petróleo y el gas, que permitirán cumplir con el plan estratégico de la compañía y hacerla más eficiente y competitiva al obligarla a reducir costes.
En una conferencia en Iese sobre las perspectivas del sector energético y las implicaciones para la economía, también ha afirmado que la petrolera pública china Sinopec "no tiene opciones" de ganar la demanda arbitral que ha presentado contra Talisman, la petrolera canadiense adquirida por Repsol en 2015, por un total de 5.500 millones de dólares (4.883 millones de euros al cambio actual), que es el importe comprometido en la sociedad conjunta Tseuk, que opera en Reino Unido.
Imaz ha opinado que la demanda "no tiene fundamento legal ni racionalidad", sino que responde a estrategias políticas, por lo que no hay caso, y ha añadido que el propio mercado no se lo ha creído, ya que no tiene base jurídica.
También ha asegurado que Repsol considera estratégica su red de gasolineras en España, por lo que no prevé venderla, ya que sus desinversiones se centran en los negocios no estratégicos, y su nivel de deuda actual está en línea con los objetivos de la compañía.
Así, tampoco tiene prisa por emitir bonos híbridos, ya que lo hará "si hay ventanas de oportunidad", lo que se puede dar según los resultados del referéndum británico sobre su continuidad en la Unión Europea este jueves.
"Hoy financieramente no necesitamos ninguna emisión", ha aseverado, y ha atribuido los planes de sacar al mercado bonos híbridos a la voluntad de mantener los ratios que tienen en cuenta las agencias de calificación.
GAS
Respecto a la seguridad de suministro energético en Europa, ha apuntado al gaseoducto Midcat --que debe unir España con Francia por el Pirineo catalán-- para solucionar el "cuello de botella" del abastecimiento de gas en Europa, ya que ha reivindicado que España es un portaaviones en número de plantas de regasificación, muchas infrautilizadas, que pueden abastecer a Europa pero no disponen de las infraestructuras de interconexión necesarias.
Ha detallado que actualmente el 68% de la producción y el 80% de las reservas de Repsol son gas natural, que ha calificado de crucial en las próximas décadas porque aporta seguridad de suministro, es competitiva en costes y en la medida que sustituye a otras energías como el carbón para producir electricidad contribuye a reducir "de forma decisiva las emisiones" de CO2.
DONDE INVERTIR
Preguntado por inversiones futuras, ha reconocido que en España y en Europa hay mucha reticencia a la explotación de hidrocarburos, especialmente los no convencionales, y ha rechazado volver a Argentina por la mala experiencia vivida con la inseguridad jurídica.
"Lo que pasó hace un año y medio en Canarias --con los sondeos para buscar hidrocarburos en el fondo marino a unos 60 kilómetros de Lanzarote y Fuerteventura-- no nos ha pasado en ningún otro lugar del mundo", ha ejemplificado, pero ha apuntado que hay otros muchos lugares del mundo donde las inversiones energéticas son bien recibidas.