Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Índice de Precios al Productor de EE.UU. sube un 0,1 por ciento en febrero

El Índice de Precios al Productor (IPP) de EE.UU. subió un 0,1 por ciento en febrero, menos de lo esperado, gracias a que el abaratamiento de los alimentos compensó el aumento del coste energético, informó el Departamento de Trabajo.
El aumento fue menor que el 0,4 por ciento que habían previsto los economistas y estuvo muy por debajo del 0,8 por ciento registrado en enero.
En comparación con hace un año, los precios al por mayor cayeron el 1,3 por ciento.
La inflación subyacente, que excluye la energía y los alimentos, aumentó el 0,2 por ciento en febrero, frente al 0,1 por ciento que esperaban los analistas.
La energía se ha encarecido un 1,3 por ciento en febrero. Los precios de la gasolina subieron un 8,7 por ciento en febrero después de un aumento del 15 por ciento en enero.
Los costos de los alimentos cayeron por tercer mes consecutivo, el 1,6 por ciento en febrero, el mayor descenso registrado en un mes en los últimos tres años.
En particular cayó el precio de los huevos, frutas, verduras y productos lácteos.
Fuera de los alimentos y la energía, los precios de los cigarrillos aumentó el 2,7 por ciento, el mayor aumento en dos años, mientras que el precio de camiones ligeros subieron el 1,3 por ciento, algo inesperado debido al descenso de ventas en el sector del automóvil.
Los precios de los ordenadores también disminuyeron, el 4,5 por ciento, el mayor descenso desde enero de 2005.