Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Inditex pospone al 3 de mayo el pago del dividendo tras la inhabilitación de fechas por parte de BME

Inditex ha pospuesto al 3 de mayo el pago de su dividendo después de que BME inhabilitara varias fechas para el desembolso de retribuciones al accionista, entre ellas el 2 de mayo, día previsto por el gigante textil para proceder al pago de 0,30 euros en concepto de dividendo a cuenta, según ha informado este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La compañía gallega modifica la fecha del pago de su dividendo ya que BME ha inhabilitado los días 28 y 29 de abril y el 2 de mayo para pagos de efectivo provenientes de dividendos u otros eventos corporativos en los sistemas SCLV y ARCO, como consecuencia de las restricciones técnicas y operativas en el proceso de migración que implica la reforma del Sistema de Registro, Compensación y Liquidación a partir del próximo 27 de abril.
El consejo de administración de Inditex propondrá a la junta general, que se celebrará el próximo mes de julio, el pago de un dividendo de 0,60 euros por acción, un 15,4% superior al del año anterior. De esta cantidad, se pagarán 0,30 euros por acción el 3 de mayo de 2016 en concepto de dividendo a cuenta, mientras que el 2 de noviembre de 2016 se repartirán 0,30 euros por acción en concepto tanto de dividendo complementario como de dividendo extraordinario.
De esta forma, el fundador y primer accionista de Inditex, Amancio Ortega, ingresará este año 1.108 millones de euros en concepto de dividendos de la compañía, frente a los 961 millones de euros que percibió por este mismo concepto el año pasado, mientras que los empleados del grupo percibirán en abril un 'bonus' de 37,4 millones de euros como compensación a su contribución al crecimiento de la empresa.
Ortega es el primer accionista del gigante textil, con una participación del 59,294%, equivalente a un paquete de 1.848 millones de acciones.
Por su parte, su hija Sandra Ortega, que posee el 5,053% de la firma gallega, cobrará este año más de 94 millones en dividendos de Inditex.
Por otro lado, dentro de su política habitual de remuneraciones, Inditex distribuirá este año más de 500 millones de euros entre sus empleados en concepto de comisiones de ventas en tienda, pagas variables, e incentivos, ligados todos ellos a objetivos concretos.
Además, tras el cierre del ejercicio 2015 se ha concluido la primera parte del plan extraordinario de participación de los empleados en el crecimiento de los beneficios, anunciado por el grupo para los ejercicios 2015 y 2016.
Así, los resultados obtenidos en 2015 permitirán a la compañía repartir en abril 37,4 millones de euros, el equivalente al 10% del incremento del beneficio del Grupo respecto a 2014, entre aproximadamente 78.000 personas de tiendas, fabricación, logística, cadenas y filiales que tengan más de dos años de antigüedad el día 31 de marzo de 2016, por lo que los beneficiarios conocerán los detalles específicos a partir de esa fecha. La segunda parte se ejecutará en 2017, siguiendo el mismo modelo.