Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indra desplegará una red de sistemas ADS-B para vigilar el cielo de 17 países de África y el Indico

L'Agence pour la Sécurité de la Navigation Aérienne en Afrique et à Madagascar (Asecna) ha adjudicado a Indra un contrato para suministrar y desplegar una red de sistemas de vigilancia ADS-B que cubrirán un total de 17 países de África y departamentos de ultra mar franceses en el Índico, unos sistemas que tienen precio de catálogo de en torno a siete millones de euros.
Este contrato, adjudicado en una licitación pública internacional, supondrá el despliegue de una de las mayores redes de sistemas de vigilancia ADS-B desplegadas hasta la fecha en todo el mundo, que permitirá a los controladores aéreos de Asecna conocer con precisión la ubicación de las aeronaves, tanto en ruta como en fase de aproximación y aterrizaje.
Los sistemas se desplegarán en Benín, Burkina Faso, República Centroafricana, Camerún, Chad, Comoras, Congo, Gabón, Guinea Bissau, Guinea Ecuatorial, Costa de Marfil, Madagascar, Malí, Mauritania, Níger, Senegal, Togo y los departamentos franceses de ultra mar en el Índico.
Indra remarca que este contrato refuerza su posición como "uno de los principales suministradores de sistemas de vigilancia aérea en el continente", habiendo implantado radares primarios, secundarios, de superficie y estaciones ADS-B.
El despliegue de esta red de estaciones de vigilancia aérea se completará con la implantación de servidores centrales ADS-B y la fusión de datos para su visualización en los equipos de los diecisiete centros de operaciones y mantenimiento de Asecna.
Como parte del proyecto, la compañía llevará a cabo un completo programa de formación de técnicos de esta agencia, que se responsabilizará de la instalación de un elevado porcentaje de estaciones ADS-B en aeropuertos y estaciones remotas de comunicación.
Asecna empleará su propia red de comunicaciones para que los centros de control puedan compartir la información proporcionada por los sistemas ADS-B y para controlar y supervisar remotamente el estado de las estaciones.