Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indra reafirma su posición de liderazgo en simulación con el nuevo contrato con Airbus

La compañía española Indra considera que su nuevo contrato con Airbus Defense & Space, por el que desarrollará e instalará un simulador del avión de transporte y reabastecimiento en vuelo A330 MRTT, reafirma su posición como "uno de los principales fabricantes de sistemas de entrenamiento del mundo".
El contrato ha sido firmado esta semana y contempla la instalación en el Centro de Formación Internacional de Airbus Defence and Space en Sevilla de un Full Flight Simulator (FFS), que está certificado para facilitar a los pilotos la obtención de la licencia para volar en esta aeronave. Su máxima certificación de Nivel D garantiza el realismo más elevado posible.
Según ha explicado Indra, el sistema, que entrará en servicio en el segundo trimestre de 2018, presenta la particularidad de combinar el entrenamiento de vuelo con el entrenamiento de las operaciones de reabastecimiento de combustible propias de este 'tanquero'.
Al desarrollo del simulador de esta aeronave de Airbus, una de las más avanzadas de este tipo y que ya han adquirido seis países, se suma el contrato que la compañía ganó a principios de año para desarrollar por 77 millones de euros el simulador del NH90, un helicóptero bimotor de transporte once toneladas de última generación.
El desarrollo de este simulador, que se entregará en 2020, "representa un importante reto por tratarse de una aeronave tecnológicamente muy avanzada que incorpora un gran número de sistemas y sensores en el estado del arte", ha explicado la compañía.
MÁS DE 200 SIMULADORES
Indra ha entregado más de 200 simuladores a más de 50 clientes en 23 países, unas cifras que "avalan el liderazgo mundial" de la tecnológica en un mercado en el que "se compite globalmente con las empresas más avanzadas y especializadas del planeta", ha indicado la empresa.
La compañía ha destacado su "fuerte posición internacional" gracias a su participación en el desarrollo de los simuladores de las aeronaves europeas más avanzadas (como el avión de combate Eurofighter o el de transporte A400M, entre otras), así como el hecho de ser "una de las pocas empresas en el mundo que, sin ser de origen estadounidense, ha logrado hacerse un hueco en el mercado de EEUU y entregar sus simuladores a la US Navy".
La compañía también ha puesto en valor su trabajo al lado de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) en la implantación de su Centro de Simulación, el Cesifamet, que cuenta con simuladores de los helicópteros Chinook, Cougar y Tigre, a los que se sumará el del EC135, todos desarrollados por Indra.
En la compañía se sienten "especialmente orgullosos" de estar ultimando el desarrollo de otra plataforma del simulador del helicóptero AW159 Lynx Wildcat que entregarán al Ministerio de Defensa Británico. "En este caso hemos desarrollado la plataforma prácticamente al tiempo que se desarrollaba el propio helicóptero, lo que es una dificultad añadida a las que pocas empresas pueden hacer frente", comentan.
Asimismo, la compañía ha desarrollado simuladores para entrenamiento de pilotos de todo el mundo de naves comerciales como el Airbus A320 y A330, Boeing B737 y ATR 72 y helicópteros de Airbus Helicopters H135, H225, H175, H145 y AS350.
Este mismo año, Indra ha comercializado también el simulador de conducción para los vehículos militares RG-31 Nyala (fabricado por Bae Systems) y LMV (de la empresa Iveco).
Este sistema, operativo actualmente en el Centro Nacional de Adiestramiento San Gregorio en Zaragoza, está pensado para reducir la tasa de accidentes de unos vehículos que pueden llegar a volcar en ciertas circunstancias, dado que para resistir deflagraciones de explosivos su centro de gravedad se encuentra más elevado y el blindaje les hace especialmente pesados.
Además de este último desarrollo, Indra también ha entregado simuladores para submarinos, carros de combate, autobuses urbanos y camiones convencionales, coches, metro y trenes o torres y centros de control aéreos, solo por citar algunos.