Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indra factura más de 70 millones en dos años gracias al éxito de su solución de control de túneles

El sistema Horus se está implantando en túneles de países como Reino Unido, México, Colombia, Portugal o Argelia, entre otros
Indra ha facturado cerca de 70 millones de euros en 2014 y 2015 gracias a los proyectos relacionados con su innovadora solución para la gestión integral de túneles Horus, que está siendo elegida en los últimos años para el control de algunos de los túneles viales "más importantes y emblemáticos" de todo el mundo.
La multinacional cuenta con proyectos para implantar esta solución diseñada específicamente por Indra para la vigilancia, la seguridad y el control del tráfico en túneles de países como Reino Unido, México, Colombia, Portugal, Argelia, Irán o India, entre otros.
El director en el mercado de Transportes de Indra, Antonio Martín Crisenti, asegura que el secreto de la consolidación de esta tecnología como una de las más avanzadas del mundo es que permite integrar en una única solución e interfaz gráfico la gestión de la infraestructura que realiza un sistema SCADA (Supervisory Control And Data Acquisition) comercial con la gestión del tráfico y los diferentes sistemas inteligentes de transporte (ITS) que la permiten.
En este sentido, remarca que Horus se adapta y ajusta a las necesidades del cliente, ofreciéndole "desde la flexibilidad de un sistema SCADA hasta la solución más avanzada basada en la experiencia y especialización de una plataforma de gestión de tráfico y túneles".
La solución de Indra para túneles "simplifica y mejora" la operación de estas infraestructuras, que requieren "mayores exigencias de control y seguridad", debido a que cualquier incidente puede afectar más y tener mayor gravedad que en los tramos de carretera exterior y a que su atención es también más complicada.
"Horus cumple los máximos estándares de seguridad y calidad marcados para los túneles de la red transeuropea de carreteras, el llamado Eurocódigo, que es uno de los más exigentes y referentes en el mundo", subrayó el director en el mercado de Transportes de Indra.
PRINCIPALES PROYECTOS.
Entre los principales proyectos de Horus se encuentra el control de los seis túneles de la autopista Necaxa-Tihuatlán, inaugurada por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, en septiembre de 2014, o los 18 túneles de la doble calzada de la carretera Bogotá-Villavicencio, inaugurada por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en junio de 2015.
Asimismo, también ha sido elegida por Transport for London, el organismo responsable del sistema de transporte de Londres, como la plataforma de control de los doce túneles urbanos de la ciudad. De este proyecto, Indra ya ha realizado las primeras pruebas en sus instalaciones en Madrid y, actualmente, se está llevando a cabo la implantación en el centro de control en el London Streets Tunnels Operation Centre (LSTOC).
La referencia de Londres "ha supuesto y supondrá para Indra un impulso aún mayor a la hora de conseguir otros contratos internacionales, dada la relevancia que tiene la ciudad", destaca Martín Crisenti.
Fuera del entorno urbano, Indra ha logrado adjudicarse en 2015 los proyectos para el túnel de Bouira, localizado en la autopista más importante de Argelia; el túnel de Chenani en la India, el mayor del sudeste asiático; el túnel de Marao, en Portugal, que será el más largo de la península ibérica; o el túnel de la línea 2 del metro de Mashad, en Irán.
Por otro lado, la multinacional señala que contar con una "amplia experiencia en proyectos complejos y con la tecnología más avanzada" también ha contribuido a que sea precalificada, en UTE con Alstom España, para el concurso de ejecución de las instalaciones eléctricas y mecánicas del túnel de Fehmarnbelt, uno de los mayores proyectos de ingeniería civil previstos actualmente en Europa.
Con 18 kilómetros, unirá las ciudades de Fehmarn (Alemania) y Lolland (Dinamarca) y será el túnel sumergido y combinado ferrocarril-carretera más largo del mundo. Además de Indra y Alstom, otros tres consorcios europeos optan a este contrato, cuyo importe podría alcanzar los 700 millones de euros.
Además de los proyectos mencionados, Indra cuenta con una experiencia de más de 10 años y 50 instalaciones en este ámbito en otros países como Irlanda, Montenegro, Chile o España. Los túneles equipados con sistemas de control de Indra son, además, los mejor valorados en todos los estudios Eurotap realizados desde 2004.
SOLUCIÓN DE VANGUARDIA.
Horus centraliza e integra los diferentes sistemas de la infraestructura y los Sistemas Inteligentes de Tráfico (ITS), como sistemas de señalización variable, captura de datos de tráfico, monitorización de video en circuito cerrado de TV (CCTV) y vídeo IP, detección automática de incidentes, detección de incendios, control de ventilación, iluminación, suministro de energía y comunicaciones, red de postes de auxilio, megafonía y captura de datos ambientales, entre otros.
Asimismo, la solución permite incorporar cualquier nuevo sistema que necesite el cliente en el futuro, gracias a que es una solución "abierta, altamente flexible y configurable".
"Gracias a esta tecnología, Horus garantiza la máxima operatividad, tanto en la gestión cotidiana como en situaciones de emergencia", remarca Indra, que subraya que, en general, permite ofrecer "la mayor seguridad y calidad del servicio, contribuyendo a reducir el riesgo de incidentes y optimizando la utilización de los recursos durante la atención de los mismos".