Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indra estará atenta a posibles alianzas estratégicas o incluso oportunidades de compra

Abril-Martorell afirma que el último año se sentaron las bases para un crecimiento ordenado, sostenible y rentable
El presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, ha señalado que la compañía estará atenta a "posibles alianzas estratégicas" que le permitan multiplicar su llegada al mercado e incluso a oportunidades de enriquecer su oferta y su base de clientes mediante la compra de otras compañías.
En su discurso ante la junta general de accionistas de Indra, Abril-Martorell ha destacado los avances realizados por la compañía en el último año, que han sentado las bases para un futuro de "crecimiento ordenado, sostenible y rentable", en el que no descarta operaciones inorgánicas en la medida que su fortaleza financiera "crece día a día".
El presidente de Indra ha remarcado que, tras un periodo inicial en que la principal prioridad fue "frenar y revertir la tendencia de deterioro de la situación financiera y de balance de la compañía", las acciones de la empresa van encaminadas al fortalecimiento de su posición comercial y competitiva para generar mayores ingresos y márgenes.
"Queremos mejorar nuestra cartera de productos y proyectos, enfocar nuestra estrategia comercial a clientes y productos de mayor valor añadido y continuar con la gradual evolución de nuestro modelo de producción y entrega", ha explicado.
A este respecto, ha destacado los avances que los planes de transformación comercial de los negocios verticales han supuesto en la paquetización y estandarización de los productos más relevantes, un renovado enfoque comercial que está reforzando las relaciones con muchas de sus cuentas clave históricas y poniendo objetivos en las nuevas a nivel global.
Además, ha resaltado el nuevo modelo de innovación, que permitirá a Indra ampliar la capacidad de generación y captación de ideas atractivas para su oferta, y la capacidad de la compañía de crecer en nuevos negocios, como refleja el lanzamiento en febrero de Minsait, su unidad de negocio para la transformación digital.
Asimismo, ha aclarado que su ambición de crecimiento no se circunscribe a los negocios digitales, sino que se extiende al conjunto de negocios principales. Así, se ha mostrado convencido de que, una vez lograda una organización saneada, eficiente y con una mejorada gestión de riesgos, Indra podrá aprovechar con garantías las oportunidades globales que sus sólidas capacidades le permiten generar, y traducirlas en un crecimiento "ordenado y rentable".
RESULTADOS DE LAS ACCIONES.
Por otro lado, el presidente de Indra ha remarcado que 2015 fue un año de "grandes y profundos cambios y de decisiones difíciles, pero necesarias, para la transformación de la compañía", y ha asegurado que empiezan a verse los resultados concretos de todas las acciones emprendidas.
"Hemos conseguido revertir la tendencia de la compañía y creemos que el panorama que tenemos por delante es prometedor, ya que hemos puesto las bases sólidas para un crecimiento ordenado, sostenible y rentable", ha subrayado Abril-Martorell, quien ha afirmado que Indra es una compañía "mejor, más valiosa y atractiva, externa e internamente, que hace un año".
En esta línea, ha agregado que también es una empresa "más sólida y equilibrada, con mejores mecanismos de gobierno, control y gestión de riesgos, mucho más enfocada en sus prioridades y fortalezas estratégicas y con un mejor alineamiento con los requerimientos de accionistas e inversores".
En especial, ha destacado algunos aspectos positivos, como que la generación de caja en lo que ha transcurrido de 2016 ha mejorado y que la rentabilidad neta de la compañía en los últimos trimestres vuelve a ser positiva.
El presidente de Indra recordó que al inicio de 2015 la compañía afrontaba "una situación de balance compleja, un entorno de negocio incierto en muchos de sus mercados y geografías, y retos de gran magnitud en su desempeño futuro económico y financiero".
ACUERDOS DE LA JUNTA.
La junta general de accionistas de Indra ha aprobado "por amplia mayoría" todos los puntos del orden del día sometidos a votación, como la aprobación de las cuentas anuales y del informe de gestión del Consejo de Administración o la reelección de los consejeros Luis Lada Díaz, Alberto Terol Esteban, Juan March de la Lastra y Santos Martínez-Conde Gutiérrez Barquín.
Asimismo, también han dado su visto bueno a la creación de un centro de servicios compartidos en forma de nueva filial, que prestará servicios administrativos de diferentes áreas de forma centralizada a todas las sociedades del grupo Indra.
Otro de los puntos aprobados ha sido la modificación de artículos de los estatutos sociales relativos a la Comisión de Auditoría y la Comisión de Nombramientos, Retribuciones y Gobierno Corporativo, así como del Reglamento del Consejo, con el fin de adaptarlos a las mejores prácticas.
La junta también ha respaldado el nombramiento de Deloitte como auditor para los ejercicios 2016, 2017 y 2018 en sustitución de KPMG, cumpliendo así desde el primer momento la reciente regulación sobre el mercado de la auditoría, que establece la rotación obligatoria de las firmas de auditoría cada cierto número de años, aunque está previsto un periodo transitorio para la aplicación de esta nueva normativa.