Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indra reestructurará su filial BPO Servicios tras perder un contrato de Vodafone

El plan incluiría el despido colectivo de los 354 trabajadores de la unidad con contrato indefinido
Indra BPO Servicios, empresa filial del grupo Indra, ha solicitado este jueves a los representantes de los trabajadores que constituyan una comisión negociadora para iniciar un proceso de negociación en torno a un plan de reestructuración en la compañía tras perder un contrato de servicios de atención al cliente con Vodafone.
Fuentes oficiales de Indra han explicado a Europa Press que la pérdida de un contrato de servicios de Customer Operations (gestión telefónica de clientes) hace que los profesionales de Indra BPO Servicios ocupados en exclusiva a ese contrato pierdan el 22 de julio su carga de trabajo.
Los sindicatos han informado en los últimos días de que Vodafone había decidido resolver su relación mercantil con Indra, que consistía en servicios atención al cliente, técnica y administrativa que prestaban unas 603 personas, y conceder este contrato a Marktel y Konecta.
La compañía considera que la citada situación y el actual contexto de mercado fundamentan que Indra BPO Servicios acometa un plan de reestructuración con el objetivo de garantizar el equilibrio económico necesario para prestar sus servicios y ajustar su plantilla a la realidad de sus operaciones.
Según las fuentes de la compañía, este plan incluye la amortización de los puestos de trabajo de empleados que dejarán de tener carga de trabajo y cuya tarea desaparecerá.
"La intención de Indra BPO Servicios sigue siendo trabajar en todo momento para buscar la estabilidad en el empleo de los trabajadores afectados", remarcan las fuentes, que añaden que seguirán intentando mantener un diálogo con las nuevas adjudicatarias de este contrato para llevar a cabo un proceso ordenado de transición de los servicios y también de las personas asignadas a los mismos.
Además, aseguran que Indra BPO Servicios inicia este período de negociación desde el "más absoluto respeto" a los profesionales y con la mayor voluntad de diálogo con los representantes de los trabajadores, con el fin de alcanzar la solución más adecuada para todas las partes.
La decisión de Vodafone de romper el contacto con Indra afectará a los 603 trabajadores de la filial que trabajan en el contrato de la operadora, de los que 548 tienen su puesto de trabajo en España y otros 55 en Tánger.
En concreto, 429 empleados trabajan en el centro de Valencia, donde el 100% de la plantilla se encuentra adscrita al contrato, 85 en Barcelona y 34 en Madrid.
DESPIDO COLECTIVO.
Por otro lado, fuentes conocedoras de la situación han confirmado a Europa Press que Indra BPO Servicios ha comunicado a los representantes de los trabajadores que entre las medidas se incluye la intención de iniciar un procedimiento de despido colectivo, indicando que existen causas productivas y organizativas para ello.
Así, de los 548 profesionales en España, un total de 354, que tienen contrato indefinido, serían los incluidos en este procedimiento de despido colectivo. Para que no se llegara a este extremo, las nuevas adjudicatarias de este contrato (Marktel y Konecta) deberían aceptar subrogar la plantilla.
Las fuentes añaden que Indra ha comunicado a sindicatos que intentará buscar soluciones y ofrecerá cualquier oportunidad que le surja de recolocación a profesionales de su filial Indra BPO Servicios afectados por la pérdida de este contrato.
Sin embargo, ha reconocido que en este caso hay que tener en cuenta que se trata de profesionales que llevan muchos años realizando un trabajo muy concreto y muy específico para un único cliente y que la mayor parte están concentrados en un centro de trabajo de Valencia.